sábado 30.05.2020

Sánchez avanza a las comunidades que recibirán un millón de pruebas

El Ejecutivo prepara una campaña de test masiva con aislamiento para los asintomáticos
Pedro Sánchez participa en la reunión con sus homólogos de las comunidades | borja puig (efe)
Pedro Sánchez participa en la reunión con sus homólogos de las comunidades | borja puig (efe)

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anunció a las comunidades que hoy como muy tarde las autonomías recibirán un millón de test para la detección de Covid-19. 

El Ejecutico trabaja en las medidas que va a poner en marcha tras confirmarse la ralentización del avance del coronavirus en España, de modo que prepara una etapa de “transición” caracterizada por una campaña de test “masivos” y el aislamiento de los asintomáticos.
Sánchez comentó la nueva tanda de medidas en su habitual videoconferencia de los domingos con los presidentes autonómicos, a los que expuso parte del plan para cuando se inicie la llamada “desescalada”.

Próximos repartos
Por un lado, Sánchez anunció a los presidentes la entrega de un millón de test. Sanidad compró cinco millones, precisó su titular, Salvador Illa, y se repartirán en próximas fechas.

También les emplazó a que antes del viernes le enumeren en un listado las infraestructuras que puedan acoger, en cuanto sea necesario, a personas a las que se les diagnosticó Covid-19 pero son asintomáticas. Se les aislará si “así lo desean”, en palabras empleadas por Illa.

De esta manera Sánchez perficló ante los presidentes autonómicos dos ejes fundamentales de la siguiente etapa de “transición”, que, como dijo ayer, “no será suave” y no admitirá “la relajación”.

El ministro de Sanidad lo corroboró ayer al asegurar que no se puede “desperdiciar” el “enorme esfuerzo” que los ciudadanos están haciendo y que seguirán haciendo, ya que al menos permanecerán confinados en sus casas hasta el 26 de abril, siempre y cuando el Congreso autorice la nueva prórroga.

En la banda alta
España está haciendo ahora mismo entre 15.000 y 20.000 test diarios, precisó el ministro, lo que sitúa al país en la “banda alta” de número de diagnósticos al día en el mundo. Pero habrá que hacer más.

El millón de test PCR que llegará en breve a España, así como el segundo millón que aterrizará a lo largo de la semana que viene, según sus explicaciones, permitirán hacer “un cribado” inicial en las zonas de más alta incidencia de coronavirus, en concreto en hospitales y en residencias de ancianos.

Las pruebas se irán generalizando porque la clave para atajar la epidemia radica en la detección precoz de los asintomáticos, que al no sentir molestias, pueden facilitar la propagación de la enfermedad y favorecer que se produzca una segunda ola, que sería “peor”, advirtió el sábado Sánchez.

Anticipación
Sánchez quiere anticiparse a las fases que vaya marcando la evolución del coronavirus, pero también a los hechos políticos.

La ministra de Defensa, Margarita Robles, elogió la actitud de los presidentes autonómicos, cuya contribución a unos hipotéticos nuevos Pactos de la Moncloa, reedición de los firmados en 1977, puede ser muy relevante.

El Gobierno los abordará, ha recalcado el titular de Transportes, José Luis Ábalos, con el mismo objetivo que los de hace más de 40 años: relanzar la economía después de la brutal crisis provocada por el coronavirus, pero siempre en defensa de la democracia, por lo que quedarán fuera quienes “no la quieran”.

Ábalos también reprobó que el líder de Vox, Santiago Abascal, no atendiera a la llamada de el sábado de Sánchez.

Comentarios