viernes 20.09.2019

El rey decidirá el martes si propone a Sánchez candidato a la investidura de nuevo

Batet señala que Felipe VI y ella han compartido la necesidad de que España cuente con un Gobierno estable

El rey recibe a Batet en Zarzuela para concretar la ronda de consultas

12 de septiembre de 2019

12/09/2019
El rey recibe a Batet en Zarzuela para concretar la ronda de consultas 12 de septiembre de 2019 12/09/2019

La cuenta atrás para saber si hay un segundo debate de investidura o repetición electoral concluirá el próximo martes cuando Felipe VI, tras acabar las consultas a los partidos políticos, decida si propone o no a Pedro Sánchez para un nuevo intento de ser elegido.

Una posibilidad, la de la investidura, que se aleja cada vez más tras quedar constatado ayer en el Congreso el alejamiento entre el presidente en funciones, que sigue pidiendo a Podemos que acepte el acuerdo programático, y el líder de la formación morada, Pablo Iglesias, que reclamaba la coalición.

Iglesias, que varias veces reclamó una reunión a dos con Sánchez y en todas recibió la negativa del líder socialista, que se remite a la mesa negociadora, prometió que llamaría al presidente, un contacto que estableció por la tarde..

Nueva oferta de Iglesias

Además, el líder de Podemos insistió ayer en varios mensajes en las redes sociales –uno de ellos, acompañado de un vídeo en el que evoca la trayectoria del partido desde el 15-M– que Podemos no piensa renunciar a la coalición. “No bajamos los brazos”, afirmó, si bien ofreció al líder socialista que este Gobierno a dos sea “a prueba” hasta que se consigan aprobar unos presupuestos. En caso de no pasar la prueba, el líder de la formación morada garantizó que sus diputados mantendrían el apoyo para dotar de estabilidad al Ejecutivo.

Jefe de la oposición

El portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, calificó como “positivo” el ofrecimiento de Pablo Iglesias a Pedro Sánchez y sugirió al líder de Unidas Podemos que invista al presidente en funciones “con un discurso muy duro” y luego se erija “como jefe de la oposición”.

Los días van pasando y solo quedan once para que se cumpla el límite legal –si el 23 no hay investidura se convocan automáticamente las elecciones el 10 de noviembre–, aunque el margen es más estrecho porque, si hay debate, tiene que comenzar como muy tarde el día 20.

Felipe VI recibió ayer por la mañana a la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, y tras esta audiencia la Casa del Rey confirmó que el lunes y el martes próximos se celebrará esta nueva ronda de consultas.

A su vuelta al Congreso, Batet aseguraba a los periodistas que ella y el rey han “compartido” la “necesidad” de que tras unas elecciones “lo bueno es que se pueda constituir un Gobierno” que dé “estabilidad institucional”.

Le corresponde al rey decidir, después de escuchar a los partidos, si propone a Sánchez. Y en caso de que lo haga, al presidente en funciones le corresponde aceptar o no el encargo.

Tiempo para el acuerdo

No se produjeron en las últimas horas ningún movimiento en pro del diálogo, pero en el Partido Socialista aseguran que sigue habiendo tiempo para el acuerdo.

Así lo señaló la vicepresidenta del Gobierno en funciones, Carmen Calvo, quien también advirtió de que Sánchez no aceptará someterse de nuevo a una sesión de investidura si no tiene previamente los apoyos asegurados.

“En este momento, si el candidato del PSOE y presidente en funciones no tiene los apoyos previos, no aceptará el encargo porque esa responsabilidad es de todos”, recalcó.

Y Sánchez insistió en que no se someterá a una “situación frustrante” si no tiene los apoyos claros para que su investidura salga adelante.

“Tiempo hay. Hasta el último momento, si hay alguna posibilidad, nosotros la exploraremos, y nuestro candidato irá si tiene los apoyos”, dijo la vicepresidenta.

Pero ayer no trascendió ningún nuevo contacto, ni ningún intento por alguna de las partes por buscar el entendimiento.

No ha ayudado mucho al acercamiento entre PSOE y Podemos la publicación de la encuesta postelectoral de las elecciones autonómicas y municipales por parte del CIS, que incluye intención de voto para unas generales y vuelve a dar una holgada victoria a los socialistas, aunque esos datos se recabaron en junio y julio, antes incluso de la investidura fallida de Sánchez.

El secretario de Acción de Gobierno e Institucional de Podemos, Pablo Echenique, ha criticado que se haya dado a conocer, precisamente ayer, este sondeo.

“Se publica dos meses después de acabar las encuestas, unos días antes de que Sánchez nos lleve a elecciones”, dice Echenique, que puntualizó sobre la convocatoria electoral: “Ojalá me equivoque”. l

Comentarios