martes 4/8/20

Los martes con Consejo de Ministros abren un frente político en el Congreso

La oposición denuncia el intento de “opacarla” y aboga por cambiar la dinámica parlamentaria
Pedro Sánchez preside el primer Consejo de Ministros del Ejecutivo de Coalición | aec
Pedro Sánchez preside el primer Consejo de Ministros del Ejecutivo de Coalición | aec

 La decisión de Pedro Sánchez de llevar a los martes los Consejos de Ministros abrió un frente político en el Congreso por cuanto los grupos de la oposición la interpretaron como un intento de “opacar” y “acallar” a la Cámara, y por esta razón, abogaron por cambiar la agenda y la dinámica parlamentarias.

El PP y Cs fueron los que más énfasis pusieron en denunciar las injerencias que, según afirmaron ayer sus portavoces, supone el traslado al martes de los consejos de ministros, tradicionalmente los viernes. La semana que viene se materializará la nueva fecha.

El portavoz adjunto de Ciudadanos, Edmundo Bal, destacó en declaraciones a los medios de comunicación que la decisión de Sánchez tendría que haber venido avalada por el Congreso previa consulta del Gobierno a los grupos parlamentarios, de ahí que haya lamentado su “unilateralidad”.

Calidad democrática

El funcionamiento del poder ejecutivo y el del poder legislativo deben ajustarse a unos “estándares de calidad democrática”, y para Bal, abogado del Estado, dicha premisa no se cumple si los Consejos de Ministros se ponen los martes y se distorsiona la sesión de control al Gobierno de los miércoles.

Cuándo organizarán la Mesa y la Junta de Portavoces las sesiones plenarias, hasta cuándo podrán los grupos presentar sus preguntas para el control al Ejecutivo e incluso el funcionamiento y finalidad de las comisiones quedan en entredicho tras la decisión de Sánchez.

La portavoz del PP en la Cámara, Cayetana Álvarez de Toledo, tras afirmar que el plan de Sánchez busca “opacar las labores de control” del Congreso al Gobierno, concretó los detalles del modelo que los populares expusieron en la reunión de la Junta de Portavoces. Su propuesta, de aprobarse, alteraría ostensiblemente la agenda semanal.

Actualmente, la Mesa y la propia Junta se reúnen los martes para perfilar los órdenes del día de cada pleno, y las proposiciones de ley de los grupos, así como las proposiciones no de ley, se debaten y se votan en el hemiciclo por la tarde.

Sigue la semana de pleno, los miércoles, con la sesión de control, mientras que las comisiones se encuadran en la franja de la tarde; los jueves se dedican a los proyectos de ley del Gobierno.

El PP quiere que la Mesa y la Junta se reúnan los lunes, que tanto este día como los martes se destinen a las comisiones, que los miércoles por la mañana los ocupen los proyectos del Gobierno, que las sesiones de control sean por las tardes y que el jueves se enmarquen las iniciativas de los grupos parlamentarios.

A la exposición de la agenda por la que abogan los populares han sucedido los reproches de Cs contra los consejos de ministros de los martes, y más adelante la contrariedad de Vox, señalaron fuentes presentes en la reunión de la Junta.

Después, la Mesa habló someramente sobre la cuestión a instancias de la vicepresidenta segunda, Ana Pastor, del PP.

Fuentes parlamentarias destacaron que la idea de la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, es seguir hablando sobre la posibilidad de cambiar la agenda semanal, la planificación e incluso los plazos tasados para algunos trámites, por ejemplo para el registro de las preguntas que la oposición hace al Gobierno.

Comentarios