jueves 09.07.2020

Marlaska cambia al número tres de la Guardia Civil en medio de la polémica

El ministro del Interior afirma que “no ha habido injerencias” en el informe del 8-M
El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, durante una de sus intervenciones en la sesión de control al Ejecutivo | chema moya
El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, durante una de sus intervenciones en la sesión de control al Ejecutivo | chema moya
El general de división Félix Blázquez González, fue propuesto por el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, para nuevo Mando de Operaciones de la Guardia Civil, el número tres del cuerpo, en sustitución del teniente general Fernando Santafé.

Santafé fue cesado horas después de que Marlaska destituyera al teniente coronel Diego Pérez de los Cobos en la jefatura de la Comandancia de la Guardia Civil en Madrid, supuestamente por el informe sobre el 8M.

Tras este primer cese, el número dos del cuerpo, el Director Adjunto Operativo (DAO), Laurentino Ceña, acudió al ministerio para pedir a Marlaska ser destituido, cuando apenas le quedaban unos días para dejar la actividad.

Marlaska informó que ha convenido con la ministra de Defensa, Margarita Robles, el ascenso a teniente general del general de división Félix Blázquez, que será nombrado jefe del Mando de Operaciones de la Dirección Ajunta Operativa de la Guardia Civil.

Asimismo, Marlaska aseguró desconocer el contenido del informe de la Guardia Civil sobre las manifestaciones del 8M entregado en el juzgado y negó cualquier tipo de injerencias en la labor de este cuerpo y en el poder judicial.

Marlaska se sometió en la sesión de control al Gobierno del Congreso a siete preguntas (cuatro del PP, dos de Vox y una de Ciudadanos) sobre el cese del coronel jefe de la Guardia Civil en Madrid Diego Pérez de los Cobos, supuestamente por ese informe.

Los tres grupos volvieron a pedir la dimisión del titular de Interior, que, como hizo este martes, enmarcó el cese del coronel en la reorganización de los equipos por parte del secretario de Estado de Seguridad, Rafael Pérez, y de la directora de la Guardia Civil, María Gámez, contra quienes Vox ha interpuesto una querella por obstrucción a la justicia.

La destitución de De los Cobos se produjo después de que el equipo de la Guardia Civil que ejercía de policía judicial en la investigación sobre el 8M remitiera al juzgado un informe muy crítico, que concluyó que no debió permitirse ninguna concentración en Madrid desde el 5 de marzo y que las autoridades gubernamentales conocían los riesgos de transmisión dela Covid-19 antes del 8M.

Marlaska se encontró ayer con los reproches de la oposición por utilizar el pago del tercer tramo de la equiparación salarial en las Fuerzas de Seguridad, aprobado este martes, como “cortina de humo” para tratar de ocultar el cese al coronel De los Cobos, al que siguió la renuncia del director adjunto operativo de la Guardia Civil, Laureano Ceña.

El ministro, que fue preguntado varias veces si ordenó personalmente pedir información sobre el informe y cesar después al coronel, negó tajantemente ese extremo. “No ha habido ni habrá ninguna injerencia mientras sea ministro del Interior. No voy a decir más, hay un informe que desconozco y que está donde debe estar, en la autoridad judicial para que lo valore”, afirmó Marlaska.
 

Vox, por su parte, acusó a Marlaska de “traicionar” los principios que tuvo como juez.

Comentarios