martes 07.07.2020

El Congreso aprueba la sexta y última prórroga del estado de alarma

El feminismo protagoniza parte del debate y enfrenta a PSOE, Podemos y ERC con PP y Vox por el 8-M
Sánchez se dirige al hemiciclo | efe
Sánchez se dirige al hemiciclo | efe

El Congreso autorizó ayer la solicitud del Gobierno de la sexta y última prórroga del estado de alarma que expirará a las cero horas del 21 de junio y que servirá para culminar el proceso de desescalada.

La autorización de la prórroga salió adelante por 177 votos a favor, 155 en contra, y 18 abstenciones, gracias al apoyo de los dos partidos del Gobierno, PSOE y Unidas Podemos, así como Ciudadanos, PNV, Más País, Coalición Canaria, PRC y Teruel Existe.

Tal y como habían anunciado, votaron en contra el PP, Vox, JxCat, Compromís, la CUP, UPN y Foro, mientras que ERC, Bildu y el BNG se abstuvieron.

Pese a que la prórroga del estado de alarma era uno de los principales asuntos del día, fue el feminismo el que protagonizó ayer parte del debate a cuenta de quienes vinculan la celebración de las manifestaciones del Día de la Mujer, el 8 de marzo, con una “irresponsabilidad” del Gobierno y el aumento de contagios del Covid19 en España y quienes defienden que este planteamiento es un ataque a la lucha de la igualdad de la mujer.

En la apertura del debate para ampliar 15 días el estado de alarma en España, como consecuencia de la pandemia del Covid19, el presidente del Gobierno defendió las marchas que se celebraron el 8 de marzo y defendido un Estado que quiere “la igualdad efectiva” entre mujeres y hombres. “Lo digo alto y claro, viva el 8 de marzo”, remachó.

En su intervención también se dirigió a PP y Vox, que criticaron al Ejecutivo por permitir estos actos, para recordarles que en ciudades como Berlín, París, Santiago de Chile o Nueva York también se celebraron marchas multitudinarias y les preguntó quién son los responsables de esas celebraciones. “Nadie sabía lo que se venía encima”, apuntó.

A su juicio, estos ataques “desde la derecha y la ultraderecha” se producen porque “nunca les ha gustado la igualdad de género” y les acusó de luchar contra el virus “con mala fe para hacer política”.

Ante estas palabras, el presidente del PP, Pablo Casado, afirmó que existen estudios que determinó que si no se hubiera permitido el 8-M se hubieran evitado “el 62% de los contagios”, si bien el líder de la oposición no citó a qué textos científicos se refería.

“Ser feminista no es poner en riesgo la vida de centenares de miles de mujeres. Lecciones de feminismos a nosotros, ninguna”, criticó Casado.

Del mismo modo, el líder del PP aludió al vídeo difundido esta semana por “ABC” sobre la ministra de Igualdad, Irene Montero.

Mientras, el líder de Vox, Santiago Abascal, apuntó que defender el 8 de marzo como lo ha hecho Sánchez en el Congreso es igual que gritar “viva la enfermedad y viva la muerte” y le ha acusado de llamar, la semana anterior al Día de la Mujer, a acudir a estas celebraciones y a otros actos públicos, mientras pedían a otros convocantes de actos en días posteriores que los “desconvocaran voluntariamente”.

Para Sánchez, ambas declaraciones demuestran que PP y Vox “rechazan” la mayoría de las cosas que los ciudadanos “celebran en la calle”. Se trata, apuntó el presidente del Gobierno de la celebración de “derechos” que la sociedad “ha conquistado en estos 40 años de democracia” y lamentó que España cuente con una derecha que “vincule el Covid19 con el feminismo”. “Qué mala suerte”.

Similar fue el discurso de otros grupos, como Unidas Podemos, cuyo portavoz, Jaume Asens, destacó que lo que le molesta al PP del video de Irene Montero es “lo que ella representa” y que sea “la voz de millones de mujeres de todas las generaciones que han tenido una verdadera revolución democrática”. “Les molesta el feminismo”, concluyó.

El portavoz parlamentario de ERC, Gabriel Rufián, inició su intervención replicando las palabras del presidente. “Viva el 8 de marzo y que viva la lucha feminista”, declaró, antes de indicar que “ni un millón de días del orgullo facha lo van a matar”.

También Cs celebró la “libertad de la mujer” y la “igualdad”, aunque su portavoz, Edmundo Bal, afeó tras este reconocimiento el debate sobre  el 8-M cuando “hay una pandemia ahí fuera”. 

Comentarios