jueves 1/10/20

Las comunidades recurren a nuevas medidas tras el repunte registrado con 1.690 casos

Cribados masivos, el control de casos en domicilios o la restricción de visitas a residencias, entre las decisiones
Varias turistas toman fotografías en Valencia | ana escobar
Varias turistas toman fotografías en Valencia | ana escobar

Control en domicilios de casos positivos, cribados masivos, restricción de visitas en residencias o incluso prohibir fumar en la calle son algunas de las medidas restrictivas que las comunidades autónomas están contemplando tras un nuevo repunte de casos diarios, al menos 1.690 nuevos en 24 horas.  

Sanidad contabilizó ayer otros 3.172 contagios de coronavirus y registró, a falta de los datos de la comunidad madrileña, que no los pudo cargar, ese nuevo repunte de los detectados en un día, que eleva el total a 329.784 desde el inicio de la pandemia. 

Aragón sigue encabezando la lista de casos diagnosticados el día previo con 306, y le sigue con 268 el País Vasco, comunidad además que depuró sus datos y eliminado duplicados. Andalucía se sitúa en tercer lugar con 202, por delante de Cataluña, que notificó 200, según el último balance. 

Un cómputo que arroja a nivel global dos fallecidos menos que este martes, un total de 28.579, 65 en la última semana. De ellos, 23 perdieron la vida en Aragón, 6 en Andalucía, 5 en la Comunidad Valenciana y Castilla y León, y 3 en Galicia y Castilla-La Mancha.  

Por su parte, la Comunidad de Madrid informó de 654 nuevos positivos confirmados por PCR en las últimas 24 horas, casi el doble de los 324 notificados este martes, además de cuatro fallecimientos, cifra que permanece igual. 

Entre las medidas que las comunidades autónomas están recurriendo para intentar abordar este repunte de casos diarios, están la de hacer cribajes masivos, como en Barcelona, que ayer decidió ampliar esos test en dos nuevos barrios de la ciudad condal (Torre Baró y Besós) porque los realizados ya en varias localidades están resultando útiles para “perseguir” al virus. 

Por su parte, Zaragoza comenzó ayer a realizar las visitas a domicilios a positivos para ver si cumplen de forma correcta las medidas de aislamiento. 

Además, la capital aragonesa va a penalizar el botellón con multas de entre los 150 y los 600 euros. Pamplona se sumó también a esta prohibición en las vías y espacios públicos, independientemente del número de personas que se congreguen y de la franja horaria en la que se desarrolle. 

La situación de las residencias en la Comunidad de Madrid hizo que el Gobierno madrileño esté valorando la necesidad de adoptar medidas de restricción de visitas familiares y cierre de algunas actividades en ellas. 

Asimismo, el alcalde en funciones de la localidad de Quijorna, Óscar Maroto, decretó el cierre del Consistorio tras detectarse Covid-19 en los miembros que acuden a las instalaciones municipales, sin especificar si es uno o varios casos. 

Por su parte, Castilla y León solicitó al juez ampliar siete días más el aislamiento de Aranda de Duero (Burgos), aislada desde el pasado 7 de agosto, a pesar de que bajaron por primera vez los casos desde que se adoptó esa medida. Se registraron 325 PCR positivos, 54 menos que el martes.  

También Cantabria se plantea endurecer medidas y trabaja en un plan de contingencia sanitario en coordinación con los ayuntamientos por si hubiera que aislar zonas o municipios concretos. 

En cambio, Totana, en Murcia, sale de la fase 1 al registrarse un descenso en el número de casos positivos en la última semana. 
Por su parte, la patronal de hostelería y turismo de Asturias, acordó interponer un recurso contencioso-administrativo frente a la resolución del Principado que limita el horario de los establecimientos de ocio nocturno y suspender las restricciones.

Comentarios