jueves 18.07.2019

Borrell renuncia a ser eurodiputado para seguir en Exteriores en funciones por la incertidumbre sobre la investidura

 

No descarta ir a la Comisión Europea, pero pensó que lo mejor era no dejar el ministerio vacante tanto tiempo

 

El ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell,   EFE/Stephanie Lecocq
El ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, EFE/Stephanie Lecocq

El ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, anunció ayer que renuncia al acta de eurodiputado para seguir como jefe de la diplomacia española en funciones para no dejar el puesto vacante durante “demasiado tiempo” por la incertidumbre sobre la investidura del Gobierno del presidente, Pedro Sánchez, que podría retrasarse hasta después del verano. Eso sí, no cerró la puerta a incorporarse a la Comisión Europea en el futuro.

“De acuerdo con el presidente del Gobierno, hemos pensado que era más útil que siguiera ocupando el puesto de ministro que no incorporándome a un Parlamento que dentro de 15 días se va a ir de vacaciones”, explicó Borrell en declaraciones a la prensa en la Eurocámara.


Si la investidura del Gobierno “fuera un hecho probable o muy posible en el corto plazo, seguramente la decisión hubiera sido otra”, reconoció Borrell, que añadió que “de acuerdo con el presidente del Gobierno y secretario general del Partido Socialista, esta mañana he remitido un escrito a la Junta Electoral Central comunicándole que renunciaba a tomar posesión” del acta de eurodiputado, una decisión de la que informó en persona al presidente de la Eurocámara, Antonio Tajani.

Sin embargo, admitió que “no parece que la investidura esté garantizada en los próximos días o semanas” e incluso no descartó que la pospongan hasta después de verano: “Eso quien lo sabe mejor que nadie es el señor Iglesias”, ironizó el ministro en funciones. Borrell no aclaró si querría quedarse como ministro de Exteriores si Sánchez salva la investidura pero, eso sí, no cerró la puerta a incorporarse a la Comisión Europea en el futuro.


El jefe de la diplomacia en funciones agradeció “la confianza del presidente del Gobierno” que, dijo, prefiere que se “mantenga en el puesto de ministro en funciones”, un puesto que “sin duda es mucho más exigente en los momentos en los que vivimos”.


“El Gobierno va a tener que seguir gobernando”, recordó, insistiendo en que “no era muy razonable” dejar vacante el puesto de ministro de Exteriores en funciones “durante demasiado tiempo” y en que “hay mucha incertidumbre sobre cuándo y cómo se producirá la investidura”. “Una cosa son 15 días y otra cosa son tres meses”, sentenció.

Agradecimiento
En todo caso, Borrell dio gracias a los electores que votaron al PSOE por la confianza y el apoyo y defendió que “muchísima gente en España podía razonablemente pensar” que su destino final no hubiera sido el Parlamento sino otros puestos ejecutivos, al ser preguntado si no cree que muchos pueden sentirse estafados con su renuncia.


“Francamente, no”, zanjó, insistiendo en que “ser parlamentario no es el único destino para trabajar para Europa y por Europa”, indicó.


“Todo el mundo puede entender que tanto es trabajar para Europa como parlamentario o como miembro de la Comisión o si me apuran, incluso, como ministro responsable de la cosa europea”, recalcó. Sobre si vería más seguro un puesto en la Comisión Europea por la incertidumbre en torno a la investidura, Borrell dejó claro que “no se pueden comparar peras con manzanas”.
“Un paripé”
La eurodiputada del PP Dolors Montserrat señaló que “todo ha sido un paripé y una estafa para rascar votos”. En un mensaje en su cuenta en Twitter, recuerda que en campaña ya había advertido que Borrell tenía que dimitir como ministro al ser candidato al Parlamento Europeo. “Y se negó”, subrayó.


Montserrat también criticó que Borrell siga en el Gobierno pese a permitir “la reapertura de las falsas embajadas”, en referencia a las delegaciones de Cataluña en el exterior.


Por su parte, el secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos dijo que “estamos en un proceso de renovación de instituciones comunitarias”.


Borrell, quien fue presidente del Parlamento Europeo entre 2004 y 2007, es uno de los principales candidatos españoles a ocupar uno de los cinco grandes puestos europeos que se deben dirimir en los próximos días.

Comentarios