domingo 25/10/20

La Xunta insiste en la necesidad de que Alcoa no apague las cubas

El comité de empresa pedirá que se dicten medidas cautelares para evitar el cierre de la planta de San Cibrao

 Empleados de Alcoa realizan una barricada durante el segundo de día manifestación convocada frente a la fábrica tras la ejecución oficial del ERE de 524 trabajadores, en San Cibrao, A Mariña, Lugo, Galicia (España), a 10 de octubre de 2020. Dicha concentración se debe al despido colectivo ejecutado por parte de la multinacional de 524 empleados de su planta de producción de aluminio en San Cibrao y el anuncio de la paralización de las cubas de electrolisis en las que se consigue el metal. La decisión se produce tras cuatro meses de negociaciones -desde el anuncio del expediente de regulación de empleo- con el comité de empresa, el Ministerio de Industria y la Xunta de Galicia.
10 OCTUBRE 2020;ERE;ALCOA;SAN CIBRAO;LUGO;
Carlos Castro / Europa Press
10/10/2020
Un empleado de Alcoa pasa ante una barricada en llamas durante una jornada de protestas | AEC

El vicepresidente segundo de la Xunta, Francisco Conde, insistió ayer en la necesidad de que el juzgado establezca “medidas cautelares” para impedir que Alcoa desactive las cubas de su planta de aluminio en San Cibrao.

Conde destacó que el primer paso para intentar mantener el empleo y garantizar la viabilidad de la fábrica pasa por la impugnación del ERE presentado por la multinacional para más de 500 trabajadores, un paso judicial próximo y en el que la Xunta estudia personarse.

El también conselleiro de Economía del Gobierno gallego aseguró que “hay motivos suficientes” para que la autoridad laboral estime la impugnación del ERE.

En su intervención, Conde abundó en la importancia de “la unidad” de acción entre trabajadores, Xunta y Gobierno central para que “la venta de la planta” de Lugo a otro operador se pueda producir.

Esa es al vía en la que el Gobierno gallego cree que aún se puede trabajar, si bien, ha señalado Conde, también apoya que en paralelo “el Gobierno desarrolle todas las medidas necesarias, llegando a intervención”.

En el ámbito judicial, continuó Conde, el recurso de los trabajadores al ERE se está preparando en coordinación con las autoridades autonómicas y estatales.

La Xunta está evaluando, a su vez, la forma de adherirse a esta demanda y, en opinión de Conde, “la personación parece que es la que más viabilidad tiene”.

Esta impugnación del ERE es el primer paso necesario, ya que si el juzgado la acepta tendría que adoptar unas medidas cautelares, entre ellas, impedir que se desactiven las cubas, ya que una vez apagadas se constataría la inviabilidad de la planta.

Sin embargo, esto no quiere decir que la vía de la intervención esté aparcada o se vea demorada, ya que el Gobierno continúa con los trabajos necesarios de forma paralela al recurso judicial, indicó el vicepresidente segundo.

Mientras, a la espera de que el Gobierno de España “mueva ficha” y anuncie la intervención de la única fábrica de aluminio primario que sigue funcionando en el país, el comité de empresa inició las gestiones para impugnar el ERE que pretende aplicar Alcoa ante el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) y tiene previsto pedir medidas cautelares para evitar el cierre. l

Comentarios