lll

Recibe cada mañana las últimas noticias. REGISTRARME

Recibe las noticias desde Telegram. ÚNETE

El paro sube en septiembre con el final del verano

Subida del paro. I CEDIDA

Tal y como se esperaba, en el final del verano se ha producido una pérdida muy importante del empleo, aunque no se creía que fuese a ser más brusco que julio. En concreto, se han perdido alrededor de 189.900 afiliados y se han incrementado en torno a 40.430 parados en las listas del SEPE (acrónimo del Servicio Público de Empleo Estatal).

 

Los desempleados se han puesto las pilas para encontrar empleo. La diferencia es que ahora son más selectivos: por ejemplo, buscan las reseñas sobre los empleadores más populares con el objetivo de conocer la reputación de empresas de varios sectores y elegir una en donde no solo ganar dinero, sino también en donde estar cómodos y crecer.

 

A lo largo de este artículo vamos a estudiar con más detalle todo lo relacionado con la subida del paro.

 

Unos datos que auguran un futuro negro en nuestro país
 

En julio experimentamos un golpe intenso, pero lo cierto es que era esperado. José Luis Escrivá, el ministro de la Seguridad Social, ya adelantó malas noticias para finales del mes, aunque su previsión estaba situada en torno a los 187.000 cotizantes menos. Aunque no iba mal encaminado, estas previsiones se quedaron cortas.


Estas cifras se asemejan a las que se registraron en el periodo de entre 2017-2018. De hecho, por aquel entonces los cotizantes cayeron a 200.000 personas.

 

Las cifras relativas a la destrucción del empleo han retrocedido a niveles del año 2019, momento en el que se registraron pérdidas de 212.984 afiliados.

 

La media de trabajadores afiliados que se mantuvieron en agosto en España fue de 20.151.001; esto quiere decir que son 677.277 más que en el mismo mes del año pasado.

 

Si analizamos los datos con más detalles, descubriremos que 10.771.093 son hombres y hay un total de 9.379.908 mujeres (han disminuido 89.287100.677, respectivamente).

 

Una de las conclusiones que se pueden obtener tras observar estas cifras es que la creación de empleo se ha estancado y que ya lleva 2 meses de caída. Aunque los empleados busquen empresas y opiniones para ver donde podrían trabajar mejor, la cantidad de puestos laborales no ayuda.


Las previsiones más pesimistas indican que esta caída se verá todavía más pronunciada debido a los efectos de la Guerra de Ucrania, a la inflación que no deja de subir y a la amenaza del corte del gas por parte de Rusia.

 

En relación a regímenes, el Régimen General perdió alrededor de 176.160 afiliados. Las pérdidas del Régimen de los Autónomos se situaron en 13.509.

 

Analizando los datos por actividades, el sector que más perdió fue el de la educación (con un total de 65.927 afiliados menos), seguido del sector de la construcción (con 14.352 menos) y el de Comercio (con un total de 12.290 afiliados menos).

 

La UPTA (siglas de la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos) se ha adelantado al asegurar que estas cifras prueban que la situación es insostenible para el sector, y que es crucial lanzar medidas extraordinarias y urgentes que sirvan de apoyo.

 

En definitiva, son malos datos que indican un claro desastre en el horizonte.

 

www.purolink.com

El paro sube en septiembre con el final del verano

Te puede interesar