España es el único europeo que no se plantea revisar su energía nuclear

Una central nuclear en Alemania | SASCHA STEINBACH (efe)

El presidente de la Sociedad Nuclear Española (SNE), Héctor Dominguis, critica que España es el “único país” de la Unión Europea con generación nuclear que “no está revisando, ni planteándose revisar, su programa para ampliar la vida de sus reactores”.


Así se manifestó Dominguis ayer, en una rueda de prensa, con motivo de su participación en un curso de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, en Santander, sobre las perspectivas de este tipo de energía en España, y en la que también ha participado el presidente del Foro Nuclear, Ignacio Araluce.


El presidente de la SNE señaló que Francia y el Reino Unido tienen planes para levantar reactores, Holanda acaba de anunciar la construcción de dos nuevos, Bélgica ha cambiado su decisión inicial y va a mantenerlos operativos más tiempo y Alemania “se está replanteando ahora mantener los tres que tiene”.

“Imprescindible”


“Europa está replanteándose el papel de la energía nuclear y España es el único país que, hoy por hoy, no se lo está replanteando”, dijo Dominguis, quien añadió que es “imprescindible” que España revise su estrategia energética.


La SNE reclama que se genere un marco regulatorio que “permita la continuidad de las centrales nucleares, que son imprescindibles y que deben jugar un papel estratégico en el sistema eléctrico español”.
“Para que podamos tener un sistema eléctrico adaptado a las necesidades, con cierto grado de independencia y competitivo para la industria”, incidió.


El presidente del Foro Nuclear indicó que el abordaje de la energía “no debe ser un tema político, sino técnico” y negó “la lucha” entre la energía nuclear y las renovables.

 

A favor de las renovables
“Es mentira. A nosotros nos encantan las renovables. De hecho, los propietarios de las centrales nucleares españolas son los primeros impulsores de las renovables”, defendió.


Sin embargo, advirtió del “mix energético que se quiere dar”, ya que la energía nuclear aporta “estabilidad, continuidad y seguridad”, mientras que las renovables son “más intermitentes porque dependen de otros acondicionamientos externos”. “Pero todos valemos”, añadió Araluce.

España es el único europeo que no se plantea revisar su energía nuclear

Te puede interesar