miércoles 12/8/20

La “Santa Olalla” regresa a la elite para quedarse

El Club de Remo Ares inicia mañana en la Bandeira Cidade da Coruña la temporada de competición
La trainera de Ares solo ha podido realizar esta temporada tres regatas de preparación, una de las últimas, el memorial “Pepe o ruso” | Remeirando
La trainera de Ares solo ha podido realizar esta temporada tres regatas de preparación, una de las últimas, el memorial “Pepe o ruso” | Remeirando

Con los pies en la tierra –“la permanencia es nuestro objetivo”, insisten desde el club–, pero dispuestos a soñar a lo grande, el Club de Remo Ares inicia mañana su concurso en la Eusko Label Liga, la máxima categoría nacional de las traineras, disciplina reina del remo en banco fijo. La cuarta edición de la Bandeira Cidade da Coruña –prueba que se desarrolla en dos jornadas– da el pistoletazo de salida a una competición que, a través de 18 pruebas y dos jornadas de play-off y más de dos meses de actividad, busca corononar a la mejor embarcación de España entre las seis vizcaínas, cuatro guipuzcoanas y dos gallegas –Cabo da Cruz y la aresana– que tomarán parte en la edición de 2020 de este certamen.

Un reto colosal para la “Santa Olalla” que, en su segunda presencia en esta competición, pretende rendir a un nivel más alto que en su debut de hace tres años. Después de un brillante papel en la Liga Galega de la pasada temporada, en la que solo cuestiones extradeportivas pusieron en entredicho la hegemonía que demostró sobre las aguas, la escuadra de Ferrolterra confía en que la experiencia acumulada en el pasado y su capacidad para ir superando todos los escollos que en los últimos meses se ha encontrado en el camino sean los cimientos sobre los que asentarse ahora en la elite.

“Los últimos meses han sido una carrera contrarreloj, una pelea constante porque llegase este día y poder ver otra vez en la Eusko Label Liga a este equipo que se ha ganado en el mar su derecho a estar por segunda vez aquí”. Beatriz Gelpi, secretaria de la entidad, resume así el sentir de todos cuantos se congregan en torno a la “Santa Olalla” y que asumen que “no perder la plaza” es la meta pero, a partir de ahí “vamos a luchar cada regata por estar lo más arriba posible”. 

Ciclo
Luchar, no rendirse, competir sin miedo a nadie pero también reinventarse está en el ADN de un club que ha sido capaz de saldar con los mejores resultados deportivos de la historia para su trainera el cambio de ciclo que supuso la llegada el pasado año de Alberto Hermo, Eclise, a su dirección. 

Ahora llega el momento de dar un nuevo paso adelante para afrontar una campaña atípica inevitablemente marcada por la pandemia provocada por el Covid-19. El confinamiento de tres meses alteró radicalmente una pretemporada en la que todo el trabajo de siete meses se ha visto prácticamente condensado en tres semanas –cuatro en el caso de las embarcaciones vascas–. Ese es el tiempo que la “Santa Olalla” ha pasado en el mar el último mes. Una puesta a punto exprés, de mínimos, a todas luces insuficiente a juicio de los protagonistas, y en la que, en ausencia de regatas de preparación, las embarcaciones partirán mañana sin referencia alguna respecto a su propio potencial y el de sus rivales. 

“Vamos todos a ciegas”, resume Eclise que, si bien no puede estar satisfecho con el trabajo realizado, pues dista mucho del que a él le gustaría, es consciente de que su equipo se ha preparado lo mejor que ha podido dadas las circunstancias. Y eso le hace ser ambicioso y optimista y sacar pecho a la hora de diseccionar una plantilla con caras nuevas pero que mantiene la esencia de los últimos años. 

Plantilla
Con seis bajas –entre ellas solo las de dos remeros “titulares”– y diez altas, el Club de Remo Ares ha apostado por jóvenes remeros gallegos, “con ganas y ambición”, además de recuperar a otros deportistas más avezados. En líneas generales, la entidad cuenta con una tripulación “no muy mayor, pero con experiencia”, a la que la gente joven le dará “frescura, descaro, la chispa que nos faltaba”. Un grupo equilibrado, con mucha gente de la casa, con muchas horas de remo a sus espaldas y que, a pesar de faltarle un poco de acoplamiento para llegar a este debut a pleno rendimiento, está dispuesto a demostrar que ha vuelto a la elite para quedarse entre los grandes.

Comentarios