viernes 25/9/20

El San Felipe prepara ya en equipo la recta final del año

El club ferrolano, a la espera de conocer la fecha de las citas gallegas
Los remeros locales, preparándose antes de salir al agua en la jornada de ayer  | S. f.
Los remeros locales, preparándose antes de salir al agua en la jornada de ayer | S. f.

En una nueva normalidad vivida a trompicones, el Club Remo San Felipe de Ferrol dio ayer un paso más en lo que es su vuelta la “rutina”. Y es que si hace poco más de dos meses los integrantes de la entidad local podían de nuevo volver a trabajar de manera individual, desde esta semana pequeños y mayores lo podrán hacer ya en equipo. 

Se trata de la recta final de una extraña campaña, en la que a estas alturas ya se tendrían que haber disputado tanto el Campeonato Gallego como el Nacional de remo olímpico, si bien estas últimas pruebas han tenido que ser “reubicadas” desde principios del próximo mes de octubre hasta finales de noviembre –las citas autonómicas a día de hoy todavía no tienen fecha–, cuando tendrá lugar el Campeonato de España de alevines e infantiles en Banyoles. Unas pruebas para las que los remeros del San Felipe pueden ahora prepararse con más o menos normalidad. Y es que si bien antes en una jornada de trabajo, pequeños y mayores podían compartir día –en horarios consecutivos–, ahora, debido a los protocolos de higiene, es inviable, como indica la remera y preparadora Feli Rodríguez. “El trabajo es igual que antes pero ahora lo tenemos que hacer separados, lunes, miércoles, vienes y fin de semana los mayores –de cadete para arriba– y martes y jueves los pequeños”, indica, de cara a poder llevar a cabo la obligada desinfección y limpieza del material.

De momento son más de una veintena los remeros que han optado por regresar al trabajo, si bien, y como indica Rodríguez, otros de sus compañeros todavía no lo ven viable, a pesar de contar con muchísimas ganas de volver a los entrenamientos. Un verano atípico en las filas del San Felipe que, debido a la situación actual, no puede llevar a cabo sus tradicionales campamentos de verano, fuente de nuevos remeros, ya que, cabe recordar, por ejemplo, que la internacional Malena Barro comenzó precisamente en una actividad estival y ahora se encuentra concentrada con la selección española juvenil.

Comentarios