sábado 16/1/21

Fran Toba sustituye a Diego Pardo al frente del Valdetires

El entrenador dejó momentáneamente el equipo por motivos personales
Fran Toba se hizo cargo del equipo la pasada semana tras el adiós precipitado de Diego Pardo  | Daniel Alexandre
Fran Toba se hizo cargo del equipo la pasada semana tras el adiós precipitado de Diego Pardo | Daniel Alexandre

Por si la temporada no viniese de por sí plagada de incertidumbre, el Valdetires ya ha tenido que hacer frente a los primeros contratiempos. Al positivo en coronavirus de una de sus jugadoras que obligó al equipo a detener su actividad durante quince días, se le sumó en esas semanas también el adiós de su entrenador, Diego Pardo, que por motivos personales ha tenido que dejar momentáneamente el equipo.

Al menos, la búsqueda de un sustituto ha sido rápida y satisfactoria y en el último partido ante Bembrive ya se hizo cargo del equipo su nuevo técnico: Fran Toba. Presidente y entrenador del Fisiober, el acuerdo de colaboración que ambas entidades firmaron el pasado verano y la relación que desde hace tiempo mantiene con gente del club le ha abierto las puertas del banquillo departamental, todo un reto que asume con ilusión.

Esta temporada, alguna jugadora del Fisiober ya estaba entrenando con el Valdetires, así que Toba estaba familiarizado con el equipo. Aunque conocía a prácticamente todas las jugadoras, sobre todo a las más veteranas, la situación no deja de ser complicada, “porque cada entrenador tiene su filosofía y no hay mucho tiempo para cambiar demasiadas cosas”. Más teniendo en cuenta el nivel de exigencia con el que afronta la competición el Valdetires, consciente de que si quiere estar arriba en la clasificación, no puede hacer muchas pruebas ni dejarse muchos puntos por el camino.

Así que la máxima, sobre todo al principio, será “darle continuidad al trabajo de Diego Pardo e ir implantando poco a poco la forma de jugar que quiero”, explica Fran Toba, que aspira a que su equipo “tenga más movilidad en el juego, que las jugadoras jueguen más directo con la pívot. Pero nuestras jugadoras tienen unas características y mucha calidad y también hay que adaptarse a eso”.

Debut

A pesar de que apenas llevaba un entrenamiento con el equipo, su debut en el banquillo ante el Bembrive no pudo ser mejor, con una victoria a domicilio. De él se queda, sobre todo “con la actitud de las jugadoras, pero también con el resultado, porque es un campo difícil ante un equipo que, aunque acaba de ascender, mantiene el bloque del año pasado”.

Esta semana, ya metido en faena, Toba calibra los requisitos que se le presentan en el futuro consciente de que “tenemos un equipo para ascender y no nos podemos permitir el lujo de perder puntos ahora al principio, por si se para la liga. No hay margen de error. Hay que sacar los máximos puntos posibles cuanto antes”.

Y la primera oportunidad para hacerlo les llegará este sábado, en la visita a Esteiro del Marín, un rival directo con el que ya el año pasado compartió el play-off de ascenso y al que espera doblegar en el arranque de este ejercicio. Será la mejor forma de comenzar a acercarse a sus objetivos, habida cuenta que, tras el parón forzoso por cuarentena de hace dos semanas, el Valdetires tiene dos partidos pendientes que complicarán su calendario en el futuro.

Comentarios