lll

Recibe cada mañana las últimas noticias. REGISTRARME

Recibe las noticias desde Telegram. ÚNETE

Demasiados obstáculos para el Racing

Heber Pena intenta llevarse la pelota ante la oposición de un adversario | alfaqui

Hace más profundo el bache de resultados por el que atraviesa el Racing la derrota (2-1) que encajó en su visita a la Balompédica Linense. Dos goles de penalti provocaron la tercera derrota consecutiva –cuarta si se cuenta le encajada en la Copa del Rey– del equipo ferrolano, que aun encima acabó el partido en inferioridad numérica. Así que, además de por el resultado –el cuadro verde encadena otra jornada sin ganar... y ya van cuatro– se va disgustado por una labor arbitral que resultó clave en el resultado final del choque. 
 

El peor escenario que le podía tocar al Racing –que el rival se adelantase en el marcador y apostase por replegarse para mantener su ventaja– fue en el que tuvo que jugar el equipo ferrolano. Un penalti en contra a los cinco minutos de encuentro –un dudoso derribo de David Castro al delantero local– permitió a la Balompédica Linense situarse en ventaja ante un rival que, además, no daba señales de ser capaz de generar peligro. Al contrario, el cuadro verde controlaba la posesión de le pelota pero apenas llegaba a la portería contraria. Al menos, al cuadro local le pasaba lo mismo, porque sus intentos de acercarse a la portería de Gazzaniga se acababan antes de llegar.
 

Poco a poco el partido se fue abriendo y el cuadro verde, sobre todo a través de las coladas por la banda derecha de Carlos Vicente, encontró la manera de crear peligro sobre la portería rival. Así, de hecho, llegó una primera opción en la que el pase del exterior raciguista fue despejado por un defensa local sobre la línea de gol. Pero a la segunda el futbolista zaragozano no perdonó y superó con un toque la salida del portero local para restablecer el empate. Quedaban pocos minutos para llegar al descanso y, aunque el conjunto de la ciudad naval lo siguió intentando, ya no fue capaz de generar situaciones de gol.

 

Similar

Como si fuese un calco de la primera parte, la segunda empezó brindándole a la Balompédica Linense la oportunidad de volver a ponerse por delante en el marcador a través de un penalti –en esta ocasión por un tibio agarrón de Fran Manzanara sobre la internada en el área del local Álex Guti–. Cambió el ejecutor de la pena máxima, pero no el resultado final, así que la escuadra local volvió a adelantarse en el marcador para poner el encuentro en el punto que le interesaba.
 

No hubo a partir de entonces muchas señales de que el Racing tuviese argumentos para poder darle la vuelta al marcador o, al menos, empatar. De heho, la Balompédica Linense empezó a hacer que el partido discurriese de la manera que más le interesaba. Es decir, con continuas interrupciones y poca continuidad en el juego, lo que favorecía a la escuadra que iba por delante en el marcador del partido.
 

Lo intentó el cuadro verde a través de los cambios –la entrada de Dani Nieto, primero, y la de Joselu, después, le dieron un cariz más ofensivo–. En el terreno de juego lo buscó en ocasiones como el lanzamiento al larguero de Álex López o las coladas por banda. Además, el árbitro perdonó la expulsión a un local sustituido al poco. O sea, que todo le salió mal al cuadro verde para ahondar en su mala racha.

Demasiados obstáculos para el Racing

Te puede interesar