Jueves 13.12.2018

Controlar la mente para conquistar el cuerpo

“Lo de atrás, ya quedó atrás, hay que partir del momento en el que estamos y mirar para adelante”. Laura Balado, coach personal y una de las profesionales con las que las jugadoras del Star Center Uni Ferrol

“Lo de atrás, ya quedó atrás, hay que partir del momento en el que estamos y mirar para adelante”. Laura Balado, coach personal y una de las profesionales con las que las jugadoras del Star Center Uni Ferrol han trabajado estrechamente en los últimos meses, apunta el camino para que el cuadro departamental encare desprovisto de cargas anímicas el decisivo partido que mañana va a dirimir ante el IDK Gipuzkoa.

En un play-off como el que el cuadro departamental está librando todo suma. Lo hace la recuperación física en un espacio de tiempo tan corto, lo hace el trabajo táctico acumulado, pero también la confianza y la capacidad de sus jugadoras para gestionar las emociones –las positivas y las negativas– que se acumulan en un espacio de tiempo tan corto.

Tras arrancar la serie con una victoria y acariciar en el segundo partido la clasificación, el traspié en San Sebastián fue un varapalo que deberán dejar atrás cuanto antes para encarar el tercer choque con garantías.

El propio Lino López incide en las palabras de Laura Balado al recordar que “cada partido del play-off es distinto al resto y no se puede mirar a lo pasado ni cuando ganas ni cuando pierdes”. Un discurso que ya esgrimió tras la primera victoria y que recupera muy acertadamente ahora. El objetivo es claro: llegar a mañana miércoles, al momento de la verdad, con una mochila llena solo de buenas sensaciones.

Fortaleza
No hay ninguna receta mágica para conseguirlo, solo el trabajo que, junto a Laura Balado, muchas de ellas llevan haciendo en los últimos meses con sesiones encaminadas a “controlar su mente para conquistar su cuerpo. Gestionar y trabajar las propias emociones para conocerlas, comprenderlas y que en momentos de estrés no las hagan perder el control, que la parte psíquica no interfiera y que puedan poner en práctica las tácticas de juego de forma más precisa”.

Precisamente porque en este tiempo ha llegado a conocerlas, la “coach” garantiza que el equipo “es mentalmente muy fuerte y siempre quiere dar más y más”, lo cual es un inmejorable punto de partida para encarar el tercer partido ante el IDK. Como si de un equipo informático se tratase, el Star Center tiene que reiniciarse y debe hacerlo, además, en positivo, “pensando en que han sido muchos los logros que han influido positivamente en ellas, del momento en el que estamos y mirando solo hacia delante”.
Laura Balado apunta también otro de los retos que la plantilla tiene que asumir en pocas horas: ser capaz de autorregularse en un entorno en el que la afición, la euforia del momento, los medios de comunicación, la situación deportiva... pueden interferir en que el rendimiento sea óptimo: “Todo lo que fluye alrededor hay que dejarlo para después del partido y durante el encuentro solo deben concentrarse y tener presente ese momento”.

Balado hace un trabajo de largo recorrido reforzado en el día a día por la tarea de Lino López y Álex de la Vega. En el mismo viaje de regreso desde San Sebastián, el preparador activó todos los mecanismos para minimizar el daño de la derrota. Muchas horas en bus y un tiempo precioso para, una a una, repasar con las protagonistas lo sucedido en el José Antonio Gasca como una forma también de cerrar la herida y dejarla atrás.

“Somos un equipo y eso nos hace poderosas”, transmitía en imágenes el vídeo con el que el cuerpo técnico arengó a las jugadoras justo antes del arranque del play-off. Y esa idea, sazonada con ciertas dosis de épica, es la única importante ahora. La que Lino López y Álex de la Vega –”director” de este pequeño coto motivacional– insisten en recuperar. “Somos un equipo” que se hace fuerte sobre los éxitos de su pasado, pero que solo mira al futuro. l

Comentarios