martes 18.02.2020

El trasplante capilar como solución a la calvicie

La alopecia es la enfermedad por la cual se produce una pérdida anormal o rarefacción del cabello. Este término se asimila a la calvicie, pero puede afectar al cuero cabelludo o a otras zonas de la piel en la que exista pelo: pestañas, cejas, barba…

Implante capilar
Implante capilar

¿Qué es la alopecia?

La alopecia más usual es la alopecia andrógina o androgenética, o calvicie común, que es el 95% de los casos y afecta, principalmente a los varones y, con menos frecuencia, a mujeres. Debe su nombre a que está provocada por la acción de las hormonas masculinas o adrógenos sobre el folículo piloso, provocando su miniaturización progresiva. Además de afectar más al hombre, es más frecuente en la raza blanca.

Origen y afectación

Su origen es claramente hormonal, pero también también tiene un componente genético. Efectivamente, tiene un componente hereditario, pero no se conoce el gen responsable, pues se trata de una herencia dominante.  Se concentra, en el caso masculino, en la zona frontal y parietal.

El injerto capilar

El injerto capilar está siendo la mejor solución para atajar la calvicie. De hecho, el número de españoles que se somete a un injerto capilar se ha duplicado en menos de un año, gracias a la popularización de este tratamiento.

Nos aconsejan los expertos de EmrahCinik en injertos capilares en Turquía que, antes de optar por esta solución, debe hacerse un correcto diagnóstico previo, con el fin de que la intervención sea un éxito. Los injertos capilares se han erigido como la única solución factible y fiable para recuperar la densidad de pelo. A grandes rasgos, cualquiera puede someterse a este tipo de operación, basta con disponer de una zona donante de folículos apta.

Como evitar la alopecia

Las entradas o la pérdida de cabello en la parte superior son el primer signo visible de la calvicie. Cuando empiezan a aparecer, se recomienda acudir a la farmacia para tratar esa caída del cabello. Estos tratamientos son largos y exigentes, pero son de gran ayuda para ralentizar la caída.

También se suele recomendar que, cuando se note que el cabello empieza a caerse, se mantenga una regularidad en irse a cortar el cabello, para no pasar de mucha masa de pelo a poca. También es recomendable evitar el agua muy caliente en los lavados, ya que despojan al pelo de los aceites esenciales que ayudan a protegerlo.

La nutrición también es importante, y se recomiendan alimentos como las avellanas, el salmón, el kiwi, las lentejas, alimentos que contengan hierro. También es recomendable no estresarse en exceso.

El cuidado del cabello es una de las preocupaciones estéticas más importante para el hombre, ya sea para frenar la caída, como por mantenerlo impecable. Sin embargo, es posible que llegue un momento que, por más que se trata de evitar esta caída, ésta continua, por lo que se buscan otras soluciones para tratar de corregirla.

¿Qué técnicas en trasplante existen?

Leemos en este artículo de Tratamientos.Info sobre técnicas más avanzadas y seguras en el trasplante de pelo las diferentes técnicas que existen. Evidentemente, lo primero que hay que tener en cuenta es que, con la ayuda de estas técnicas, se puede volver a repoblar una zona afectada por la calvicie o alopecia con pelo que ha sido donado de otra parte de la cabeza e incluso del cuerpo. En general, estas técnicas son indoloras, y esta suele ser la primera pregunta que se suele hacer.

La primera técnica es la llamada FUSS. Se suele extraer cabello de la nuca, de donde se extrae una pequeña tira de cuero cabelludo de unos 15 centímetros. La zona de donde se ha extraído se sutura. De la zona extraída se irán trasplantando todos los folículos uno a uno en la zona en donde se encuentra localizado el problema de calvicie.

La otra técnica destacada y cada vez más utilizada, porque es la más avanzada es la técnica FUE, consiste en tomar uno a uno los folículos de la zona más poblada para implantarlo en la zona con calvicie. Esta técnica es muchísimo más lenta, pero es mucho más segura que la anterior, pues no se tiene que realizar ningún tipo de sutura.

Además de resultar más segura, esta técnica tiene unos resultados increíbles. Al no tener que coger una parte de la zona donante, existe la posibilidad de extraer más folículos, con muchos más folículos sanos. 

Además, la recuperación es mucho más rápida, ya que no hay que tratar ni curar la cicatriz de la zona de extracción. A los pocos días se puede hacer una vida completamente normal, sin necesidad alguna de curas ni cicatrices.

En cualquier caso, y cómo ya hemos dicho anteriormente, antes de decidirse por un trasplante capilar, es necesario que consultemos con nuestro dermatólogo para que nos realice un diagnóstico correcto en el caso de manifestar calvicie.

Comentarios