jueves 3/12/20

Cómo protegerte del virus de forma adecuada con las mascarillas

Toda la información que necesitas para comprar la mascarilla que mejor se adapte a ti para el día a día
Cómo protegerte del virus de forma adecuada con las mascarillas
Cómo protegerte del virus de forma adecuada con las mascarillas

Las mascarillas han pasado a ser uno de lo complementos diarios de toda la población y por eso es importante saber cuánto protegen en el día a día.

Es necesario tener claro qué tipo de mascarilla desechable es más recomendable para la mayoría de la población. Si haces un uso correcto de las mascarillas, no tienes de qué preocuparte.

El debate se centra en las mascarillas no reutilizables, concretamente en las mascarillas FFP2 o la mascarilla quirúrgica. ¿Cuál de las dos es la más recomendable para ti?

Para averiguarlo, sólo tienes que leer lo que dice el Ministerio de Sanidad con respecto a la elección de las mascarillas, para la ciudadanía en general.

¿Qué mascarilla comprar?

Si eres una persona sana y no cuentas con personas de riesgo a tu alrededor, la mascarilla desechable que más te conviene es la conocida como mascarilla higiénica. 

Puedes encontrarla a la venta en internet y en cualquier superficie comercial. Recuerda que deben estar homologadas.

Las personas enfermas, ya sean asintomáticas o no, deben elegir las mascarillas quirúrgicas o las mascarillas EPI, también conocidas como mascarillas filtrantes. Estas son las FFP1, FFP2 y FFP3.

Las mascarillas quirúrgicas las puedes conseguir en cualquier farmacia o centro sanitario. No se encuentran a la venta en cualquier superficie comercial.

Las personas en contacto con el coronavirus, como el personal sanitario, personas que estén en contacto con personas sintomáticas o positivas de COVID-19, usarán las mascarillas EPI.

Duración de una mascarilla desechable

Las mascarillas no reutilizables deben ser desechadas después de su uso recomendado. Por cuestiones de seguridad y de higiene, no se recomienda usar una mascarilla desechable durante más de cuatro horas.

En caso de que se dañe, se humedezca o se deteriore por el uso, es conveniente que la sustituyas por otra nueva.

El Gobierno aconsejó que las mascarillas EPI se reservaran para personas en contacto con el virus, como el personal sanitario, y para grupos vulnerables o de riesgo, siempre bajo prescripción médica.

Para la población sana, la recomendación es que deben usar las mascarillas desechables. En este caso, son las mascarillas higiénicas o de barrera.

Poner una mascarilla correctamente

Estas son las recomendaciones de la OMS para poner una mascarilla de forma adecuada y no aumentar las probabilidades de contagio.

  • Antes de colocarse la mascarilla, lava tus manos con agua y jabón o con un gel desinfectante.
  • La mascarilla debes colocarla minuciosamente para que cubra la boca y la nariz y procura que quede bien fijada para evitar que haya espacios de separación en la cara.
  • Mientras la lleves puesta, evita tocarla. Si por cualquier circunstancia la tocas, lávate de nuevo las manos. 
  • Si la mascarilla está húmeda, retírala y sustitúyela por una limpia y seca. Si no es reutilizable, debes descartarla y tirarla a un contenedor correspondiente.
  • Para quitarte la mascarilla, debes hacerlo siempre por la parte de atrás, para no tocar la parte delantera: desatarla desde la nuca sin tocar la parte frontal o retirar las gomas de una oreja y luego de la otra, pero siempre sin tocar la parte frontal de la misma.
  • Cada vez que tires una mascarilla, sea reutilizable o no, tienes que que volver a lavarte las manos con agua y jabón o con un gel desinfectante para evitar contagiarte.

Comentarios