jueves 04.06.2020

La Policía Local de Cedeira alerta de numerosos intentos de estafa por medio de las redes sociales

Los autores buscan información de las víctimas en sus perfiles para exigir pagos ficticios
Los estafadores utilizan perfiles de Facebook falsos para extorsionar a sus víctimas
Los estafadores utilizan perfiles de Facebook falsos para extorsionar a sus víctimas

La Policía Local de Cedeira alertó ayer por medio de su página oficial de WordPress de un nuevo intento de estafa telemática que está afectando a numerosos vecinos de la localidad. Se trata de una técnica directa y no demasiado común –dado que entabla numerosos riesgos frente a opciones más sofisticadas– en la que los autores utilizan información extraída de las redes sociales de sus víctimas para exigir pagos ficticios.

Al parecer, según las autoridades municipales los perpetradores recopilan toda clase de datos personales de perfiles de vecinos, principalmente de Facebook, haciéndose con números de teléfono y detalles sensibles de los mismos. Una vez elaborado el “dossier” de la víctima, los criminales contactan con esta, bien por WhatsApp o por mensajes de texto, para exigir el la devolución de un dinero al no haber recibido un móvil o cualquier otro objeto supuestamente a la venta.

De acuerdo con la Policía, los estafadores tratan de coaccionar al usuario con presentar una denuncia de no realizarse el pago. La situación se recrudece más aún al ignorar los mensajes, pues los autores amenazan a sus víctimas con causarles daños físicos a ellos o a sus familias –precisamente tienen datos de estas gracias a los perfiles de Facebook– de no cumplir con las exigencias.

Así, las autoridades municipales recomiendan a sus vecinos bloquear las cuentas de estos usuarios tan pronto intenten entrar en contacto con ellos –por el momento se conocen a los usuarios “Hijos Kscf” y “Kilder Cano”, pero advierten de que pueden cambiar–, además de, en ningún momento, ceder a las amenazas y realizar los pagos.

Del mismo modo, la Policía recomienda no contar con un gran número de “amigos” en las redes sociales y no aceptar peticiones de personas a las que no se conozca, pues detrás de estos perfiles pueden ocultarse criminales.

Aumento de ciberdelincuencia
El estado de alarma ha generado un incremento exponencial de los casos de estafas telemáticas por todo el mundo, con una gran incidencia en España, donde esta clase de crímenes es común pero más reducido que en países anglosajones.

La técnica más común, de la que este diario se hizo eco el pasado 1 de marzo, es conocida como “phishing” y trata de aprovecharse del desconocimiento de los procedimientos básicos de Internet por parte de los sectores más vulnerables de la población. En estos casos, los estafadores crean correos falsos –crean un nombre oficial que oculta la dirección irregular– y se hacen pasar por bancos o proveedores de servicios como Netflix o Amazon. En estos correos, los criminales advierten de un problema y de que se debe renovar la cuenta o ingresar los datos en una página clonada, para después robar dinero de sus cuentas.

Comentarios