sábado 06.06.2020

“La pizzería O Paso nos ha dado una inyección de fuerza y humanidad”

El negocio naronés ha entregado pizzas gratuitas a personal sanitario y otros colectivos en agradecimiento a su labor
Imagen del momento de la entrega de pizzas de O Paso el pasado jueves a personal del CHUF de la ciudad naval
Imagen del momento de la entrega de pizzas de O Paso el pasado jueves a personal del CHUF de la ciudad naval

En medio del estado de preocupación, incertidumbre, tristeza y caos que ha traído consigo la crisis del coronavirus, surgen cada día historias cuyos protagonistas son personas anónimas dispuestas a aportar su grano de arena para aliviar, en la medida de los posible, la compleja situación actual.

Con este objetivo, la Pizzería O Paso de Narón decidió entregar esta semana pizzas gratuitas a varios colectivos sanitarios y de seguridad de la comarca. “Es solo un cariño con el que queremos agradecer el trabajo que están haciendo”, comentaba ayer Leonor.

Ella es la propietaria de un establecimiento al que esta epidemia global ha golpeado fuerte. Como todos los demás locales de restauración, se ha visto obligada a cerrar su negocio al público, lo que se ha traducido en la inevitable reducción de la plantilla. 

Siguen funcionando para atender pedidos a domicilio, pero ya nada es igual. Y lo peor es que el futuro se presenta también muy incierto. Aun así, han querido tener un “pequeño esto” con esos profesionales que luchan en primera línea por intentar frenar al imparable virus.
El jueves llevaron sus pizzas al Arquitecto Marcide, el viernes al hospital Juan Cardona y a los agentes de la Policía Nacional que participaban en los aplausos a los sanitarios en la zona el CHUF y ayer tenían previsto llevar su manjar a efectivos de la Policía Local de Narón.

A estos se irán sumando otras instituciones y colectivos a los que la pizzería  naronesa quiere mostrar así su agradecimiento. “Hay muchas personas que se lo merecen”, dice Leonor.

A este grupo de profesionales al que se refiere la propietaria de O Paso pertenece María Díaz. La técnico en cuidados auxiliares de enfermería (TCAE), que ejerce en el Juan Cardona, fue una de las personas que el viernes se encontraba de turno en la UCI cuando el celador les avisó de que esa noche tendrían una cena especial: las sabrosas pizzas que acababan de llegar al hospital por cortesía de O Paso.

Emoción
Ayer, y en nombre del personal del centro, quiso agradecer este “detalle tan bonito, pues son momentos difíciles para todos y aún así han tenido un momento para darnos un chute de fuerza y humanidad. Detrás de esas pizzas hay grandes corazones”, comentaba ayer.
Fue ella, también, la que una vez recibida la grata sorpresa decidió ponerse en contacto con la pizzería. Habló con Leonor. Y ambas se emocionaron. “Nos pusimos a llorar las dos, ninguna podía hablar”, cuenta aún con la voz entrecortada.

Son detalles que calan hondo, “porque es verdad que nosotros hacemos una labor muy importante, pero es lo que nos toca, como mucha otra gente que también está trabajando en esta crisis”, comenta.

“Es un gesto muy bonito, porque viene además de gente que también lo está pasando muy mal. Esto no hay dinero que lo pague”, destaca esta auxiliar de enfermería de Santa Cecilia (Narón) y con muchos años de experiencia laboral en la UCI. Un largo bagaje que, probablemente, le esté ayudando a afrontar la grave crisis sanitaria que estamos viviendo. “Lo más importante es tener la cabeza en su sitio”, dice, porque la situación es muy dura y ya está pasando factura psicológica a muchos profesionales.

Comentarios