lll

Recibe cada mañana las últimas noticias. REGISTRARME

Recibe las noticias desde Telegram. ÚNETE

El otoño gastronómico incluye dos casas rurales en Cariño y Valdoviño

La Casa do Morcego se encuentra exactamente en el lugar de Porto do Cabo, un valle atravesado por el río Mestas | cedida

Este año tiene lugar la edición número 16 de la iniciativa patrocinada por Turismo de Galicia denominada Otoño Gastronómico. Se trata de un proyecto en el que participan numerosas casas rurales de toda la comunidad, entre las que se encuentran dos situadas en las comarcas de Ferrol y Ortegal, Casa do Morcego y Muiño das Cañotas, respectivamente.
 

La iniciativa busca aprovechar  el recurso turístico que supone la gastronomía en Galicia. Por este motivo, todos los establecimientos ofrecen dos menús distintos cada uno, elaborados con productos gallegos con Denominación de Origen, Indicación Geográfica Protegida o producción ecológica certificada. En el programa de Otoño Gastronómico, que abarca toda la comunidad, se establecen seis modalidades para disfrutar del proyecto, aunque en las casas rurales participantes de la zona solo se pueden elegir dos de ellas.
 

Una de las opciones es hacer la reserva del “Paquete Otoño Gastronómico”, que incluye el menú, la estancia en la noche de un viernes o un sábado, a escoger, y el desayuno del día siguiente. El precio es de 140 euros para dos personas en una habitación doble, mientras que si solo es para una persona en una individual, el importe es de 90 euros.
 

La otra alternativa es el “Fin de Semana Otoño Gastronómico”, que contempla dos menús por persona, con el alojamiento y desayuno para las noches de viernes y sábado. En este caso, los precios serían de 220 euros para dos personas en una habitación doble y de 150 para una sola persona en una estancia individual.
 

Para conseguir plaza del Otoño Gastronómico, el procedimiento es el mismo que si se hiciese fuera del programa. Es decir, uno se puede anotar por las vías habituales de reserva de cada casa rural, comunicando qué menú elige, en el caso de ir solo un día, ya que si se va todo el fin de semana servirán las dos opciones.
 

El Otoño Gastronómico de este año abarca desde el pasado 16 de septiembre hasta el 18 de diciembre. Las ofertas solamente son válidas para los viernes, sábados y domingos, salvo los fines de semana del 29 al 31 de octubre y del 9 al 11 de diciembre. En cuanto a los menús, se pueden consultar en la guía que ofrece la web de turismo.gal.
 

Muiño das Cañotas

La casa rural inscrita en el programa que se localiza en Cariño, es un conjunto de tres edificaciones ubicadas en torno a un molino del siglo XIV, en una finca atravesada por el río Lourido.
 

Las instalaciones que proporciona el establecimiento permiten a sus clientes elegir, en caso de haber disponibilidad, entrecuatro habitaciones dobles, una de ellas denominada “especial” por disponer de galería.
 

No obstante, además de estas estancias, también ofrecen la posibilidad de alojarse en una “suite”, que constituye una casa independiente de dos plantas, con salita de estar, dormitorio, baño y calefacción de leña.
 

En la página de inicio de la web de Muiño das Cañotas, se puede acceder a un enlace que permite realizar la reserva directa para el Otoño Gastronómico. Aún así, desde la casa rural comunican que tampoco habría problema por apuntarse mediante teléfono.
 

El alojamiento participa en el programa desde que inauguraron el negocio, y desde entonces el éxito se mantiene constante. Casi siempre completan todas las plazas, gracias a menús tan atractivos como los que ofrecen.
 

En cuanto al origen de los visitantes, la mayoría de los que acceden a las ofertas del Otoño Gastronómico son de Galicia, al tratarse de una iniciativa que se circunscribe a la comunidad y que se limita a un fin de semana como máximo. De todos modos, el responsable indicó que también se animan algunos turistas nacionales que se enteran al llegar del programa.
 

No obstante, el hospedador propone que la iniciativa “se debería prolongar también en invierno”, de forma que haya más posibilidades de aumentar la ocupación del alojamiento en las etapas del año menos frecuentadas por los turistas.
 

Casa do Morcego

La Casa do Morcego, situada en Valdoviño, es una vivienda de aldea restaurada que fusiona lo moderno y lo antiguo, en la que reina la filosofía de la sostenibilidad. Así pues, todo el agua caliente y la calefacción que usan sus huéspedes procede de tres tipos distintos de energías renovables: aerotermia, placas solares y biomasa. Además, el agua proviene de su propio pozo y se vierte únicamente en recipientes de vidrio reutilizables. Muchos de los ingredientes de los bizcochos, las mermeladas y otros platos que se consumen en el establecimiento provienen de la huerta ecológica que trabajan.
 

Para muchos de sus clientes,  la iniciativa “é unha rutina xa establecida entre a xente de Galicia, que todos os anos varía de casa en casa”, comentó el encargado. De esta manera, los interesados van creando sinergias que benefician al turismo rural gallego.
 

En referencia al origen de los turistas, en su mayoría son de Galicia, y entre ellos destacan los de Vigo. Además de los de esta comunidad, el público suele proceder del norte de España, de lugares como Asturias y León.
 

Así pues, el alojamiento rural cuenta con una larga experiencia participando en el programa. Todos los años varían los menús, que según indican desde el establecimiento, “sempre chaman a atención”, por lo que han logrado forjar una clientela específica de Otoños Gastronómicos.
 

En verano, según comentó el hospedador, el principal atractivo  para los clientes es la casa en sí y el lugar donde se asienta, mientras que en otoño prevalece la calidad de los menús. Así pues, el perfil de visitante cambia precisamente porque los clientes se guían por el atractivo de los platos ofertados.

El otoño gastronómico incluye dos casas rurales en Cariño y Valdoviño

Te puede interesar