martes 20.08.2019

Mugardos- El Ayuntamiento reeditará las visitas guiadas al castillo de La Palma

A falta de la firma del acuerdo de cesión de uso  con la empresa propietaria del castillo de La Palma, el Concello de Mugardos reeditará este verano las exitosas visitas guiadas a la fortificación que el pasado año recibió a más de 2.800 visitantes.

Una de las visitas del pasado año a la fortificación mugardesa	d. alexandre
Una de las visitas del pasado año a la fortificación mugardesa d. alexandre

A falta de la firma del acuerdo de cesión de uso  con la empresa propietaria del castillo de La Palma, el Concello de Mugardos reeditará este verano las exitosas visitas guiadas a la fortificación que el pasado año recibió a más de 2.800 visitantes. Tal y como indicó la concejala de Cultura, Deporte e Turismo, Begoña Roldós, la intención del gobierno local es retomar estas propuestas turísticas a partir del próximo 15 de julio.
“El año pasado teníamos planteado el programa solo para el mes de agosto pero con las listas de espera que teníamos tuvimos que ampliarlo al mes de septiembre y lo mismo nos ocurrió con respecto a los horarios, empezamos los sábados y domingos por las mañanas pero al final ampliamos también a los viernes y en horario de mañana y de tarde”, explicaba la edil.
Dadas la excelente acogida del año pasado, las previsiones municipales pasan por habilitar este servicio de viernes a domingo, tanto en horario de mañana como de tarde.
El plazo de inscripción todavía no está abierto pero se realizará en la oficina de turismo de la localidad –el Concello está pendiente de resolver la adjudicación del contrato para la gestión de estas dependencias–. Durante las visitas, una guía acompañará a los participantes en una visita de aproximadamente una hora de duración en la que habrá espacio para los datos históricos, pero también para alguna que otra anécdota relacionada con el castillo. Una construcción ya existía a principios del siglo XVII, aunque la completa construcción de las estructuras no se produjo hasta el pasado siglo XX.
El castillo de la Palma se encuentra en buen estado de conservación gracias al uso militar que tuvo hasta la década de los años noventa, y que fue reparado en varias ocasiones. Precisamente, en la Guerra Civil se convirtió en prisión militar para jefes y oficiales de los tres Ejércitos.
El abandono de las estructuras por parte del Ministerio de Defensa fue paulatino. Inicialmente quedó un retén de soldados y hasta 2001, año en el que se puso a la venta, solo se realizaron esporádicamente tareas de vigilancia.

Comentarios