miércoles 28/10/20

El proyecto del entorno de Caaveiro logra una alta distinción europea

Los arquitectos Isabel Aguirre y Celestino García Braña se han hecho con el Premio Europeo de Intervención en el Patrimonio Arquitectónico Aadipa.

Monasterio de Caaveiro
Monasterio de Caaveiro

Los arquitectos Isabel Aguirre y Celestino García Braña se han hecho con el Premio Europeo de Intervención en el Patrimonio Arquitectónico Aadipa, en la categoría de espacios abiertos por el proyecto en el entorno del monasterio de Caaveiro, en A Capela. El diseño fue elegido entre más de 32 propuestas por su “renuncia a favor de la expresividad del lugar”. El jurado compuesto por los expertos Joaquín Pérez, José Luís Infanzón y Giuseppe Lonetti destacaron de la misma que “con una economía de recursos consigue una máxima integración con el sitio”. Asimismo puntualizaron que “nun mundo global, esta obra representa un manifiesto en defensa de la recuperación de la identidad, la memoria y la naturaleza”.
El cenobio esta asentado en lo alto de una roca que se eleva unos 60 metros sobre el entorno entre los ríos Sesín y Eume, en una plataforma alargada que en su parte más ancha mide 18 metros. La primera acción que se llevó a cabo en el entorno fue la retirada de la limpieza de vegetación de los muros para mostrar la “continuidad geológica” entre las rocas que soportan la base y los altos muros del monasterio.
La condición prioritaria del proyecto era la eliminación del acceso rodado desde el puente del río Eume y parcialmente desde siete kilómetros antes con el objetivo de preservar el silencio respetuoso del “camiño iniciático” de ascensión.
En la intervención los materiales fueron determinantes, elegidos para responder a los requerimientos constructivos de duración y mantenimiento, apostando por su capacidad para asumir el paso del tiempo. Así, se optó por el uso de pizarra como material único con la forma y dimensión con las que se extrae de la cantera. La solución para el vial fue invertir la pendiente transversal, para encauzar el agua que bajaba por las laderas. El camino se construyó sin bordillos con el fin de otorgarle una sensación de tejido casi orgánico. Tanto Isabel Aguirre como Celestino García Braña señalan que el edificio se rehabilitó desde el sentimiento de “lo sagrado” y la frondosidad del recorrido que envuelve al visitante del monasterio de Caaveiro.
El Premio Europeo de Intervención no Patrimonio Arquitectónico es un certamen organizado por el Colegio Oficial de Arquitectos de Cataluña y la Agrupación de Arquitectos para la Defensa y la Intervención en el Patrimonio Arquitectónico (Aadipa).

Comentarios