miércoles 5/8/20

Ares pone en marcha desde hoy el aparcamiento regulado en la villa

Se trata de una medida emprendida por el Concello para controlar el aforo en los arenales en el contexto actual
Una de las áreas de estacionamiento azul que han sido establecidas por el Concello | daniel alexandre
Una de las áreas de estacionamiento azul que han sido establecidas por el Concello | daniel alexandre

Al igual que en su momento hicieron los Concellos de Valdoviño, Cabanas o Pontedeume, el Ayuntamiento de Ares optó por regular el aparcamiento en el municipio como una forma de controlar el aforo en sus arenales en el actual contexto sanitario motivado por la Covid-19. El BOP publicaba ayer la ordenanza reguladora y fiscal y la tasa que se cobrará por su utilización y es que en el caso del municipio aresano no solo se limitará la capacidad de los estacionamientos como en otros concellos, sino que también se habilitarán aparcamiento disuasorios de pago para los no residentes. “Delimitáronse as superficies de aparcamento dispoñibles no termo municipal que darán servizo ás persoas non residentes que acudan a algunhas das praias do municipio en transporte privado, quen deberá adquirir un código que lles permita aparcar nas devanditas zonas nas horas puntas de asistencia aos areais e para cuxa obtención esixiráse o pago dun prezo”, recoge la ordenanza. Una obligatoriedad que solo se establece para los tramos horarios de mayor afluencia, es decir de once a una y de cinco a siete –en el resto del horario serán de libre acceso–.

La norma establece tres zonas diferenciadas: una azul “de uso xeral, de pago e con franxas horarias na praia de Chanteiro, praia grande de Ares, praia para cans de Ares, praia de Seselle e praia do Raso”; otra verde para residentes en el centro urbano, dentro de la que se incluyen a los residentes temporales no empadronados  y a los trabajadores y empresarios que desarrollan su actividad en el municipio, y núcleos rurales y otra blanca, de uso general, gratuito, y sin restricciones horarias.

Para los estacionamientos azules o de pago, la tasa oscila entre un euro –dos horas en horario de mañana o dos de tarde– y los 2,50 euros que costará aparcar en ellas durante un día completo. “Os vehículos deberán proverse con antelación do código que lles permita o estacionamento para cada franxa horaria mediante a súa adquisición a través da aplicación/ web habilitada para ese efecto. Para cada tramo poñeranse a disposición un número determinado de códigos e cando estos se esgoten a aplicación/web non permitirá obter máis habilitacións de acceso ao aparcamento seleccionado”, indican.

Las zonas de estacionamiento azul sometidas a previo pago se extienden del 15 de junio al 15 de septiembre de cada año de lunes a domingo mientras que las de aparcamiento verde y blanco serán válidas todo el año.

El alcalde, Julio Iglesias, salía al paso esta semana de algunas críticas suscitadas por la medida, indicando que “un tercio de los aparcamientos azules cerca o incluso pegados a las playas, son totalmente libres salvo en los tramos de mayor afluencia que costarán solo un euro, exclusivamente con al finalidad de evitar abusos en las reservas”, indicó,  “había una demanda de ordenar el aparcamiento en el municipio y la cumplimos”.

Comentarios