sábado 31/10/20

“Advertimos de que non é só un problema ambiental, senón tamén de saúde pública”

El secretario comarcal de Adega alerta además de los efectos en el sector del marisqueo
González, a la izquierda, la semana pasada en el embalse de A Capela
González, a la izquierda, la semana pasada en el embalse de A Capela

La asociación ecologista Adega y el Colectivo Terra de Pontedeume fueron las primeras en alertar del estado en el que se encontraba la cola del embalse de A Capela –la bajada del caudal descubrió un lecho con sedimentos que atribuyen a la antigua actividad minera que suministró carbón a la central térmica antes de comenzar a importarlo– y de advertir de que sus efectos comenzaban a percibirse río abajo. 

De hecho, el Colectivo Terra tomó muestras la semana pasada para poder analizarlas en un laboratorio de A Coruña. Esperan tener los resultados en los próximos días. 

Ayer, el secretario comarcal de Adega, Miguel Anjo González, señalaba que “cando detectamos este problema advertimos de que non é un problema exclusivamente ambiental, senón con moitas máis implicacións directas tanto na saúde como no laboral, coa afección sobre o sector marisqueiro”.

González incidió en que los problemas actuales tienen su origen en las obras de Endesa para modernizar el embalse con desagües en el fondo para minimizar los vertidos por coronación. Recordó que la entidad alegó tanto en la primera presentación del proyecto, en 2011, como en la segunda, que data del 2017, por no incluir, señala, datos como el tipo de residuos que había en la zona y cómo y a dónde se evacuarían. 

Implicación de la Universidad 
Para Adega, es fundamental que se cataloguen los diferentes tipos de residuos que existen y cómo tratarlos. Para ello, apuntó ayer, “cremos que é fundamental que se faga un traballo rigoroso e niso ten que estar implicada a Universidade”. Sobre las soluciones –el Colectivo Terra pide el dragado del embalse–, Adega esgrime que “non somos técnicos, non nos corresponde a nós ese traballo”.

Comentarios