Feijóo avisa de que “estamos en la sexta ola” y hace un llamamiento a la prudencia

|

El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, hizo ayer un llamamiento a la prudencia puesto que “está claro que estamos en la sexta ola” de la pandemia sanitaria en un momento que Galicia ya supera la barrera de los 3.000 casos activos.


En declaraciones a los medios en Santiago de Compostela, el presidente de la Xunta ha insistido en que este aumento “exponencial” de casos que se está produciendo a nivel estatal demuestra que “la pandemia no ha finalizado” y, por ello, lamenta que el país todavía no cuente con una legislación para afrontar la pandemia con seguridad.


“Estamos viendo que seguimos sin legislación en España”, lo que dificulta o retrasa el requisito de pedir el certificado covid en determinados espacios pese a que así se hace en el resto de Europa con lo que queda patente que “o toda Europa está equivocada o los equivocados somos nosotros”.


No obstante, Galicia ya está argumentando la petición para solicitar el aval de la justicia para pedir este requisito en toda la hostelería, una vez que ya se emplea para acceder a determinados servicios como el ocio nocturno y albergues de peregrinos que operen al cien por cien y después de que la Xunta lo requiera además para visitas a hospitales.


Núñez Feijóo ha señalado que su Gobierno ha adoptado esta determinación de acuerdo con el sector hostelero y después de comprobar que se está iniciando una “ola expansiva preocupante”.


Además, ha considerado que esta petición puede servir como un llamamiento para el cinco o seis por ciento de la población que ha decidido no vacunarse.


Así las cosas, el mandatario autonómico ha incidido en que esta petición “no atenta derechos fundamentales” sino que blinda derechos tan importantes como el de la “salud, el de no ser contagiado o el de no contagiar”.


En todo caso, el presidente gallego ha recriminado al Gobierno central las trabas que pone a los ejecutivos autonómicos a la hora de “poner todas aquellas cautelas sanitarias buenas para los ciudadanos” porque “se ha negado a legislar”.


“Legislar es dar la cara y el Gobierno no quiere dar la cara. A los presidentes autonómicos no nos importa dar la cara, así que, que nos deje trabajar”, ha espetado Núñez Feijóo, que pide “reglas” iguales para todo el territorio.


Finalmente, el presidente de la Xunta ha abogado por ser responsables y continuar manteniendo precauciones como el uso de la mascarilla en interior, la higiene de manos o la distancia de seguridad después de haber visto “prácticas de reuniones o conciertos en determinadas situaciones en las que no se cumplen estas normas.


Nuevos contagios

Galicia ya supera la barrera de los 3.000 casos activos de covid, 3.168 concretamente, lo que supone 297 infecciones más en las últimas 24 horas. Los nuevos contagios suben hasta los 378, 141 más que la última jornada, y los hospitalizados también se incrementan, con 98 personas ingresadas por coronavirus (15 más). Por su parte, la tasa de positividad, asciende ligeramente y alcanza el 6,62%, tras comenzar la semana con casi un 8%.


Según los datos publicados en la mañana de este ayer por la Consellería de Sanidade con registros hasta las 18.00 horas del martes, la Comunidad continúa con doce pacientes ingresados en UCI por la Covid en el conjunto de Galicia, pero se incrementan a 86 los hospitalizados en otras unidades (15 más), mientras que 3.070 pacientes permanecen en seguimiento en su domicilio. Ayer se registró un nuevo fallecimiento, por lo que la cifra total es de 2.664 muertes en Galicia desde el inicio de la pandemia.


En el conjunto de España, la presión en las unidades de cuidados intensivos por pacientes con coronavirus ha aumentado hasta el 6,13%, así como el nivel de trasmisión de contagios, con una incidencia que sube en el último día hasta los 148 casos por cada 100.000 habitantes (9 puntos más) y 8.527 nuevos contagios notificados. Según los datos del Ministerio de Sanidad, se han notificado 1.750 casos más que el día anterior, hasta superar los 8.500, la cifra diaria más alta desde el 2 de septiembre. Se han reportado 18 fallecidos, número que asciende a 94 en la última semana, de forma que ya son 87.866 los decesos en la pandemia.

En fechas similares del año pasado, aún sin la presencia de las vacunas como atenuante de los síntomas, España estaba en descenso de la segunda oleada y a puertas de iniciar la tercera. 

Feijóo avisa de que “estamos en la sexta ola” y hace un llamamiento a la prudencia