A ras de calle

|

Galicia en marcha el nuevo eslogan de la Xunta que no nos explica bien hacia donde marchamos, pero como creyentes y generosos, le damos crédito en lo que resta de año. Y lo mimos nos pasa con nuestro querido ayuntamiento. Y en este caso en María Pita gastaron todo su crédito. Hasta el balcón llega quejas que, de vez en cuando, las echamos a volar para por si se acercan al concello donde deben tener la puerta “atrancada” pues nunca llegan hasta sus señorías.

Hoy una vez más, vacío el cajón por si hay suerte y la señora alcaldesa y su grupo de gobierno se afanan en su estudio y soluciones. Y a las peticiones hay que añadir el cumplimiento es un servicio a la ley y un ejemplo para los ciudadanos.

Vamos allá: la Dirección General de Tráfico se gasta una pasta en recordar que las bicis y los patinetes no pueden ir por las aceras y esa norma tiene que ser cumplida en todo el territorio. Y aquí hay hermosas carteles que lo proclaman y otros que añaden que “en caso de concurrencia la preferencia es del peatón”.

Otra norma, convertida en ordenanza, es la velocidad en la ciudad que no puede pasar de los treinta kilómetros por hora en algunas zonas y se anuncia “dabondo”, con lo que no puede haber dudas.

La carga y descarga tiene también un horario al que obliga las ordenanzas municipales. ¿Valen estos ejemplos?, pues añadan ustedes las terrazas ocupando espacios en las aceras y ya tienen una jungla donde siempre pierde el peatón.

Hay quien dice que no hay seguridad en general y tanto desde el ayuntamiento y la delegación del Gobierno no lo negaron sino que anunciaron mayor vigilancia ¿?, que ha quedado en un veremos… y deben querer convencernos de aquello de “creer en lo que no vimos, pero nos coge cansados y hartos. El número de “municipales” por la ciudad es un misterio. Solo conocemos que están cabreados. Pues ellos deben saber que la ciudadanía lo está más, pues la misión de los guardias es ser visibles, patrullar por la ciudad para que los gamberros no pinten el mobiliario urbano o estropeen los jardines por poner unos ejemplos significativos.

Si hacemos un resumen de la actividad municipal en estos últimos meses nos queda según muchos expertos, un exceso de peatonalización en una ciudad que cuenta afortunadamente con anchas aceras pero perjudica al tráfico, en especial al transporte.


A ras de calle