El Racing apela a la serenidad para volver a ganar en casa

Luis Chacón dribla en el encuentro que midió a Racing y Badajoz el pasado 10 de octubre en el estadio ferrolano | d. alexandre

Mejorar los resultados en casa es la gran asignatura pendiente del Racing y el sábado ante la SD Logronés, una de las sensaciones del campeonato en Primera RFEF, tiene la oportunidad de conseguir el segundo triunfo en A Malata tras el conseguido en la tercera jornada ante el Valladolid Promesas.

La clave –porque es la misma que ha llevado a ganar tres partidos consecutivos a domicilio– pasa en buena medida por blindar la portería. Precisamente uno de los jugadores de la plantilla del Racing en esa posición, el naronés Diego Rivas, cree que a la mejoría en esa faceta se deben los buenos resultados del Racing en las últimas jornadas. “Estamos dando pasos hacia adelante”, señala, “y cada vez somos un equipo más sólido al que es difícil hacerle ocasiones, algo que en esta categoría es muy importante”.

El guardameta, que ya lleva trabajando casi tres semanas con el grupo tras recuperarse de su lesión, considera que el equipo está “dando los pasos adecuados”, si bien precisa que “hay cosas que tenemos que seguir mejorando”. Es el caso de los encuentros en el estadio ferrolano. “Nos falta esa seguridad y esa estabilidad que nos dé la regularidad para meternos arriba”, explica.

El eumés Luis Chacón comparte el diagnóstico de Rivas e incide en que el Racing empieza los partidos en casa “moi ben, apretando moito e tendo ocasións”, pero señala que en el haber está mostrar “máis tranquilidade e pausa á hora de finalizar para obter unha vantaxe máis ampla”.

El cancerbero verde insiste en que “nos falta un poco de poso” y cree que ese déficit puede deberse a que “tenemos demasiadas ganas de ganar y de agradar en casa, y eso nos lleva a acelerarnos. Si conseguimos estar más serenos y tener más control, y si le quitamos al rival la sensación esa de que nos pueden hacer daño, nos será más fácil”, señala.



Encadenar dos triunfos


Con todo, la sensación dentro del vestuario –y también de la afición– es que, apunta Rivas, “cada semana hacemos más cosas mejor, y eso nos anima y nos hace pensar que esta vez sí vamos a conseguir encadenar dos triunfos para engancharnos arriba”. De hecho, si el sábado gana, el Racing superaría en la tabla clasificatoria a la SD Logroñés, su predecesor más inmediato y rozaría los puestos de play-off de ascenso de una competición que, sostiene el portero naronés, “tiene un nivel alto, con muy buenas plantillas y en la que hay menos diferencias entre ellas que en la Segunda B clásica”. Por ello, advierte, “tenemos que hilar muy fino” y recuerda que “ya se nos han ido puntos y tenemos que pelear para retenerlos, porque el nivel es alto y es difícil recuperar los puntos perdidos”. Y para evitarlo, recuerda, es fundamental el apoyo de la afición. “Siempre, aun en los momentos más duros, ha empujado y ha estado apretando. Y eso también suma”, dice. 

El Racing apela a la serenidad para volver a ganar en casa

Te puede interesar