Cariño solicita a Portos la reversión de terrenos en el casco urbano

Imagen de algunos de los inmuebles situados en la zona en cuestión, propiedad de Portos | cedida
|

El Concello de Cariño ha reiterado una vez más a Portos de Galicia una demanda histórica del municipio, la reversión de cinco hectáreas de terreno del que el organismo autonómico es propietario en el casco urbano del municipio, dentro de las que se encuentran numerosos edificios públicos como el Concello, el centro de salud, la Plaza Roja o el futuro Museo do Mar, entre otros.

Según explican desde el Concello, la superficie que ocupan estos terrenos –cinco hectáreas– es prácticamente la misma que la zona estrictamente portuaria, de 6,5 hectáreas, y supone más del 43% de la totalidad de los terrenos de Portos de Galicia en Cariño, una circunstancia que, recuerdan, estaría incumpliendo así la Ley de Costas que dice que la superficie máxima permitida para usos en la zona de servicio portuaria tendrá que ser inferior al 10% de la superficie de tierra del puerto.

Esta es la cuarta ocasión en la que el gobierno local reclama la reversión de la titularidad de los terrenos –ya se remitieron solicitudes tanto a Portos como al Ministerio de Transición Ecológica en 1997, 2011 y 2015– y pide así al organismo autonómico que resuelva “el profundo agravio económico mantenido a lo largo de los años con los vecinos y vecinas de Cariño”, tal y como explica el alcalde, José Miguel Alonso Pumar.

Y es que la situación actual obliga tanto al Concello como titular de los edificios públicos como a los vecinos el abono a Portos de tasas para hechos tan cotidianos como la celebración de fiestas patronales, el mercado semanal o eventos deportivos; y además de sufragar los gastos de mantenimiento. “Además, los seguros de los vehículos particulares no cubren daños sobre siniestros sucedidos en la rotonda de acceso al puerto, de uso cotidiano por vecinos y visitantes”, explican desde el Concello.

En el área también se encuentran algunas de las más relevantes y antiguas fábricas conserveras de Cariño, que muestran a día de hoy un estado de abandono debido a la falta de mantenimiento. “Esto proyecta una mala imagen y compromete la posible rehabilitación futura del legado arquitectónico empresarial de la localidad”, aseguran, además de suponer un agravio comparativo para los vecinos a los que se insta a mantener sus propiedades en buen estado.

En base a estos argumentos en los que queda patente el uso público civil habitual tanto del suelo como de los inmuebles, el Concello solicita la declaración de innecesariedad de dominio público portuario de las cinco hectáreas señaladas. 

Cariño solicita a Portos la reversión de terrenos en el casco urbano