La plantilla de ElectroRayma reclama ante Navantia “seguir traballando e cobrando”

Los trabajadores colgaron en la verja monos de trabajo | daniel alexandre
|

Trabajadores de ElectroRayma volvieron a visibilizar sus problemas laborales con un acto en el que colgaron sus buzos de trabajo en la verja de Navantia, para llamar la atención sobre la posibilidad de acabar con 150 puestos de trabajo si la empresa Navantia no abona una deuda que no reconoce a esta auxiliar del naval.

La firma naronesa lleva tiempo recabando apoyos de las distintas corporaciones municipales de la comarca, que alcanzaron ya acuerdos plenarios en defensa de la empresa. Ayer, representantes de los municipios de la zona –participaron miembros del Concello de Fene, el primer teniente de alcalde de Ferrol además de ediles de distintos grupos, o la alcaldesa de Narón, Marián Ferreiro– asistieron, a la movilización de la plantilla, junto a representantes del Comité de Navantia y de CCOO. Tomaron parte el secretario xeral de Industria, Víctor Ledo, la secretaria comarcal, Nuria Fernández, y el secretario de la sección sindical de CCOO en Navantia, Miguel Pol, entre otros representantes sindicales y trabajadores de otras compañías auxiliares.

El conflicto radica en una
una demanda judicial por la que se reclaman unos 4,7 millones de euros a Navantia por los trabajos realizados en la construcción de los dos buques AOR para la Armada de Australia y ambas partes difieren sobre las cantidades adeudadas.

Ayer, los trabajadores, con apoyo sindical y político, se manifestaron desde la puerta del astillero hasta la verja en la que colgaron sus monos de trabajo antes de continuar hacia la sede de Hacienda, donde entregaron un escrito.

El presidente del comité de empresa de ElectroRayma, Roberto Montero, pidió “seguir traballando e cobrando”, al tiempo que recordó que van a hacer todo lo posible para que no se pierdan los puestos de trabajo de la auxiliar “cousa que se presupón que deberían facer a Xunta de Galicia e o Goberno do Estado pero por desgracia temos que ser os traballadores os que levemos a voz cantante”, apuntó.

Montero criticó que “mentras se lle nega a Ferrol a construcción dun novo BAM, anúnciase a obra para outros astaleiros do mesmo grupo”. Además, criticó, “a disminución de postos de traballo en Navantia e nas compañías auxiliares, promesas de astaleiros 4.0 que se quedan tan so en presentacións de Power Point”.

En cuanto a la situación laboral de la empresa ElectroRayma, Montero explicó que ya son dos las mensualidades que les adeuda la empresa a los trabajadores y que el motivo de acudir a la sede de Hacienda a entregar un escrito se debe a que habían entendido “que Navantia entregara 200.000 euros para levantar un embargo, pero ao final foron 70.000 euros, polo que este embargo segue a estar vixente”.

Los trabajadores de ElectroRayman no cejan en su empeño de buscar apoyos y continuarán el martes con sus movilizaciones, con una caravana de coches que partirá de Ferrol hasta la sede de la Delegación del Gobierno en A Coruña. 

La plantilla de ElectroRayma reclama ante Navantia “seguir traballando e cobrando”