Escuela Justo al Revés, o cómo colocar a Fene en el mapa del tenis gallego

Rubén Justo dejó su trabajo en una gasolinera para abrir una escuela que también da clases municipales en otros concellos, así como en diferentes colegios de la comarca | d. alexandre

Hace dos semanas Rubén Justo recibió una inesperada llamada de felicitación de la Federación Gallega de Tenis. Su escuela, Justo al Revés de Fene, era la tercera con mayor número de licencias de toda Galicia –un “ranking” en el que destaca también Redes, con 195, en sexta posición–. Toda una gesta para una entidad creada a finales de 2017 y que al año siguiente se federó como club.


Así, en solo tres años –obviemos la borrosa campaña de pandemia– la entidad fenesa pasó de contar con un solo monitor –el propio Justo– a los siete de la actualidad –o diez, incluyendo en este grupo a los alumnos Roi Fernández, Nerea González y Sara Rodríguez, que ya ejercen de apoyo de los más pequeños–. Todo ello para atender a los 242 pupilos –llegados de toda la comarca e incluso de A Coruña– con los que cuenta en la actualidad el club, y de todas las edades, desde los tres años hasta los 72 del más veterano. “Hay un montón de gente, por suerte”, señala el propio Justo que, asimismo, recuerda que cuando abrió la escuela tras dejar su trabajo en una gasolinera –”un día me dio una ventolera”, bromea– pensaba que “tener 50 alumnos ya me parecía que era la leche”. Y ahora casi quintuplica esta cifra.


Preguntándole a qué cree que se debe este rápido crecimiento de la escuela, también él mismo se lo cuestiona. “¿Cuál es el secreto?... Pues no lo se”, ríe, “creo que es un cúmulo de circunstancias, el buen ambiente que hay, las recomendaciones de las madres y padres...”. Pero, sin duda, parece que el ingrediente clave en esta pócima para contar con la confianza de los deportistas es “estar 24 horas pensando por y para la escuela, trabajando todos los días, llegar al fin de semana e ir con los equipos por ahí. Es una pasión”, señala Justo. Y todo ello en unas instalaciones, podemos decir, humildes, y que están trabajando para su mejora en un futuro esperan no muy lejano.


Alumnas

Que Fene cuente con el tercer club con mayor número de licencias de Galicia –solo superado por Tenis Marineda y Tenis Coruña, con 332 y 297–, es destacable, como lo también lo es, como señala Justo, el interés por esta disciplina, no solo de niñas y niños, si no también de adultos –con más de medio centenar de socios “mayores”–, especialmente de grupos femeninos. “Destaca el interés de mujeres adultas y que además comienzan desde cero, de todas las edades”, señala. Una circunstancia, el de que ellas vuelvan a coger la raqueta o lo hagan por primera vez, que se podrá ver además en competición, ya que por primera vez la entidad contará con una formación femenina +40 en las citas autonómicas que comenzarán este fin de semana –junto con veteranos +35 y cadetes–. Además de estas formaciones, el club fenés tendrá en liza más de una veintena de formaciones que, en su caso, volverán a llevar el nombre de Fene por toda Galicia a partir del próximo mes de enero.

Escuela Justo al Revés, o cómo colocar a Fene en el mapa del tenis gallego

Te puede interesar