Una trampita que puede resultar inútil

González Formoso y Caballero | aec
|

En su momento, Gonzalo Caballero se apresuró para garantizar que sería el candidato del PSdeG. Lo hizo a años vista y saltándose los plazos que, habitualmente, manejaban los socialistas. Y ahora ha vuelto a jugar con el calendario. Primero anunció que se presentaría a la reelección y luego fijó un calendario de primarias que deja menos de una semana a sus posibles rivales para presentar su candidatura. Eso sí, es posible que en esta ocasión no le salga tan bien su estrategia de apurar los plazos hasta la extenuación. Y es posible que le salga el tiro por la culata porque hace tiempo que sus rivales se han organizado, tienen candidato y, lo más importante, tienen apoyos suficientes para plantarle cara. Solo falta que el presidente de la Diputación coruñesa, Valentín González Formoso, se decida a formalizar lo que a estas alturas todo el mundo da por hecho.

Una trampita que puede resultar inútil