Evacúan los barrios de Tajuya y Tacande por el aumento de la explosividad del volcán de La Palma

Un hombre contempla la erupción del volcán/Arturo Jiménez
|

La Dirección General de Seguridad y Emergencias del Gobierno de Canarias, en aplicación del Pevolca, ha ordenado este viernes la evacuación de los vecinos de los barrios de Tajuya y Tacande de Abajo y Tacande de Arriba --los que aún no había sido evacuados-- debido a la intensificación de la actividad explosiva en el volcán Cumbre Vieja de La Palma.


Además, ha aumentado la inestabilidad del edificio volcánico y los materiales emitidos pueden alcanzar una mayor distancia y producirse fenómenos como llegadas de cenizas y material volcánico de alta temperatura más allá de la zona establecida como zona de exclusión.


Asimismo, resaltan desde el Ejecutivo canario, se pueden producir vibraciones y detonaciones. La decisión se toma apenas 15 minutos después de que se hubiera ordenado el confinamiento de estos núcleos y las personas evacuadas deben dirigirse al campo de fútbol de El Paso para coordinar el dispositivo.


Pedro Sánchez anuncia ayudas "inmediatas"

 El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado que el Consejo de Ministros va a aprobar ayudas "inmediatas" para quienes han perdido en La Palma sus casas y su modo de vida debido a la erupción volcánica, y se comenzará a trabajar en un Plan de Reconstrucción de la isla que repare lo destruido por el volcán.


En una rueda de prensa conjunta con los presidentes de Canarias y del Cabildo de La Palma, Ángel Víctor Torres y Mariano Hernández Zapata, Sánchez ha detallado que la isla va a ser declarada en su totalidad "zona catastrófica" y que se tomarán medidas "rápidas" para atender las necesidades de alojamiento, comprar enseres básicos y restablecer las comunicaciones, así como un régimen específico de expedientes de regulación de empleo pensado para esta situación.


A medio y largo plazo, cuando cese la erupción, Sánchez se propone acometer un "Plan de Reconstrucción de La Palma", que se extenderá en varios frentes: desde el urbanismo y la vivienda, hasta la reconstrucción de carreteras y redes de abastecimiento de energía y agua, pasando por el impulso de las renovables en la isla y la puesta en marcha de un programa de relanzamiento turístico.


Para abordar esta tarea de reconstrucción se ha constituido una comisión mixta entre Gobierno de España, Gobierno de Canarias y Cabildo de La Palma.


Las tres administraciones seguirán como hasta ahora trabajando unidas, dando "certezas y ejemplo de unidad", que es lo que demanda en este momento la ciudadanía, ha dicho el presidente.


Ha anunciado además que en diciembre se celebrará en La Palma la Conferencia de Presidentes como una muestra más de que "ninguna administración va a olvidar a los palmeros y palmeras", como también dejaron claro los reyes el jueves en su visita a la isla, ha recordado.


Sánchez, que ha hecho estos anuncios tras participar en las reuniones del Consejo de Gobierno de Canarias y el comité director del Plan de Emergencias Volcánicas (Pevolca), ha subrayado que de esta reconstrucción debe surgir "una oportunidad de relanzamiento de La Palma".


"Vamos a poner en marcha todas las herramientas del Estado, que son muchas", ha dicho el presidente, y la primera será el próximo martes con la declaración de la isla como zona catastrófica por el Consejo de Ministros.


Esa declaración irá seguida de "ayudas inmediatas" para facilitar viviendas y enseres a los damnificados, garantizar el regadío, restablecer la movilidad y el transporte personas y mercancías y una regulación específica de expedientes temporales de empleo (ERTE), en particular para el sector agrario y el cultivo del plátano.

Evacúan los barrios de Tajuya y Tacande por el aumento de la explosividad del volcán de La Palma