Si es que el que no se consuela es por que no quiere

La erupción ha despertado gran expectación en La Palma | efe
|

Ni veinticuatro horas han tardado los más espabilados del lugar en buscarle el lado positivo a la erupción del volcán en La Palma. Hasta la ministra Reyes Maroto ha mencionado las bondades para el turismo que puede suponer este “maravilloso espectáculo de la naturaleza”. Y no le falta razón, es un fenómeno sensacional y no serán pocos los que quieran aprovechar la ocasión de verlo, pero a lo mejor a los que ya han perdido sus casas y a los que viven en la incertidumbre de saber qué pasará con el riesgo de contaminación de las aguas o si habrá gases tóxicos que les afecten les importa bastante poco lo que vayan a ganar las navieras y las aerolíneas con los visitantes deseosos de hacer fotos con las que triunfar en Instagram. Igual por respeto a ellos se podrían evitar según qué declaraciones. Lo que no quita para que el reporte económico pueda ser un alivio para las maltrechas finanzas del sector turístico. Ojalá también revirtiese en los que han tenido que condensar toda su vida en una maleta y huir del espectáculo.

Si es que el que no se consuela es por que no quiere