Bolivia rechaza el "unilateral" y "sesgado" informe de EEUU que les acusa no luchar contra las drogas

|

El Gobierno de Bolivia ha mostrado este jueves su rechazo al último informe de la Casa Blanca, por "unilateral" y "sesgado", en el que se acusa a la nación andina de no haber tomado las medidas necesarias para combatir la producción y el tráfico de sustancias ilícitas dentro de sus fronteras

"El país con mayores índices de consumo de drogas ilícitas en el mundo publica arbitrariamente un informe unilateral que carece de legitimidad y de autoridad moral", ha respondido el Ministerio de Asuntos Exteriores de Bolivia al memorando lanzado el miércoles por el presidente de Estados Unidos, Joe Biden.


"Bolivia rechaza enfáticamente el sesgado documento publicado por la Casa Blanca, que no valora los resultados obtenidos mediante metodologías propias basadas en evidencia y en colaboración con la UNODC (Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito) y la UE, informes que son reconocidos por organismos multilaterales, que hacen un análisis equilibrado", añade la nota.


Las autoridades bolivianas critican "la manipulación de los datos" llevada a cabo por Washington, con el fin, señalan, de "minimizar las políticas de erradicación propias, ampliamente destacadas en espacios internacionales".


En ese sentido, la cartera de Exteriores de Bolivia ha recordado que ese "aumento en el cultivo de coca" que se produjo en 2020, según la UNODC, tuvo lugar durante el "régimen de facto" de la encarcelada Jeanine Áñez, debido al "deterioro en las políticas soberanas de lucha y erradicación de drogas ilícitas".


"Desde que se ha recuperado la democracia, retomando la política nacional con soberanía y respeto a los Derechos Humanos, que evita la violencia en las tareas de erradicación de las plantaciones de coca excedentaria, Bolivia viene trabajando decididamente en una lucha frontal contra el narcotráfico", ha subrayado.


Según el último informe de la UNODC, entre 2019 y 2020, Bolivia experimentó un aumento del 15 por ciento de las zonas destinadas para el cultivo de coca, pasando de 25.000 a 29.400 hectáreas, recoge el diario boliviano 'La Razón'.


MORALES ACUSA A EEUU DE BUSCAR "DESESTABILIZAR" A ARCE
Quien también se ha pronunciado al respecto ha sido el expresidente de Bolivia Evo Morales, quien a través de su cuenta de Twitter ha criticado los intentos de Estados Unidos de "desestabilizar" al Gobierno de Luis Arce, después de que "sus autoproclamados golpistas fueran derrotados en las urnas".


"Bolivia es libre, digna y soberana. La lucha contra el narcotráfico es una política de Estado que alcanzó logros históricos reconocidos por la Unión Europea y la ONU. Fue durante el gobierno de facto, apoyado por Estados Unidos, que se incrementó la producción de droga", ha escrito Morales.


"Acusa a Bolivia, pero libera a Colombia, el primer productor de la cocaína que se consume en Estados Unidos, según el Departamento de Estado", dice Morales, quien "repudia" el último "ataque" de la Casa Blanca.


"Pretende desestabilizar al Gobierno democrático de nuestro hermano Luis Arce. Bolivia se ha liberado y nunca más será patio trasero del imperio", apunta Morales.


EL MEMORANDO
El miércoles, la Casa Blanca emitió un memorando en el que acusaba a Bolivia y Venezuela de "no haber realizado esfuerzos sustanciales" en el último año "para cumplir con sus obligaciones" en la lucha contra el narcotráfico.


"Animo al Gobierno de Bolivia a seguir tomando medidas adicionales para salvaguardar los mercados legales de coca de la explotación criminal y reducir los cultivos ilícitos que excedan los límites legales de las leyes nacionales para usos medicinales y tradicionales", se podía leer en el texto.


La nota firmada incluía países como Colombia, Perú, México, Pakistán, India, El Salvador, Bahamas, o Afganistán, entre otros, como principales lugares de paso y productores de drogas ilícitas, aunque a continuación matizaba que estar presente en esta lista "no es un reflejo de los esfuerzos" que sus gobiernos estarían realizando contra las drogas, sino más bien "una combinación de factores geográficos, comerciales y económicos" que permiten ese tránsito o esa producción.


Bolivia rechaza el "unilateral" y "sesgado" informe de EEUU que les acusa no luchar contra las drogas