Navantia se encargará este mes del mantenimiento del AOR austaliano

Pruebas de mar efectuadas por el “Stalwart” antes de ser aceptado definitivamente | cedida
|

El área de Defensa australiana ha procedido a la forma del certificado de aceptación del buque de aprovisionamiento “Stalwart”, segundo de los AOR que Navantia ha construido para la Marina australiana.


El acto de recepción del barco acontece dos años después de la botadura del buque en el astillero de Ferrol, que se producía el 30 de agosto de 2019, y una vez que ha superado las pertinentes pruebas de mar celebradas el pasado día 22. En esta evaluación se efectuaron verificaciones y demostraciones de los Sistemas de Combate, Comunicaciones y Navegación, y en todas ellas se calificó con un alto grado de satisfacción por parte del cliente, tal y como informó Navantia.


Será la empresa estatal española la que continúe encargándose ahora del mantenimiento del AOR durante un período de tiempo y, en este sentido, coincidiendo con el acto de formalización de la aceptación del buque, el departamento de Defensa de Australia y Navantia firmaron una ampliación del contrato, para la extensión de los servicios de shipkeeping y mantenimiento del buque hasta el próximo 27 de septiembre.


El acuerdo sellado dará continuidad al trabajo desarrollado por Navantia durante el proceso de fit-out y está dirigido a dar soporte durante el proceso de transición previo al traspaso del buque a la Real Marina Australiana. Esta ampliación de los servicios prestados incluye además entrenamiento y familiarización a la dotación, lo que supone, destaca Navantia, un gran valor añadido para el cliente.


Paralelamente, con estos acuerdos, comienza el período de garantía del buque, del mismo modo que el contrato de apoyo. Ambas tareas serán gestionadas por Navantia Australia y de este modo se da continuidad durante el apoyo al ciclo de vida iniciado ya con el primer AOR.


El nuevo buque australiano construido en Ferrol, el “Nuship Stalwart”, partió del astillero local en el mes de mayo hacia Perth, donde llegó el 21 de junio. Allí se completaron las actividades de equipamiento y pruebas del barco, a donde se desplazaron un total de 26 personas del astillero de Ferrol, pertenecientes a las secciones de Programa, Pruebas y Montaje, para la realización de los trabajos de “fit-out” y mantenimiento del buque previos a las pruebas de mar.


La construcción de este buque en Navantia ha generado 1,5 millones de horas de trabajo, a las que se suma el ciclo de vida del buque por un período de 5 años.

Navantia se encargará este mes del mantenimiento del AOR austaliano