Ferrol revive la batalla de 1800

Los participantes en el homenaje a los héroes de la batalla de Brión se concentraron en la plaza de Armas para después desfilar por las calles de la ciudad hasta el Baluarte de San Xoán, donde hubo una ofrenda floral | d. a.
|

Ambiente bélico-festivo en Ferrol durante todo el día para recordar la Batalla de Brión, un episodio de combate contra las tropas inglesas que se recuerda como una rebelión heroica frente al invasor. La conmemoración histórica de este capítulo, en su 221 aniversario, se llevó a cabo siguiendo un guion parecido al del año pasado, con ciertas limitaciones, fruto de la situación sanitaria, pero con múltiples actividades que tuvieron como eje la plaza de Armas, el baluarte de San Xoán y el centro de la ciudad.


La función comenzó ante el edificio consistorial, con un llamamiento a las armas para la defensa del territorio. Después, las tropas se dirigieron al baluarte, donde se realizó un homenaje a los participantes en la batalla de Brión, en 1800, con una ofrenda floral. La actividad se dividió por la tarde entre el castillo de San Felipe, con una visita teatralizada, y el centro urbano, donde hubo exhibiciones de caballería, artillería, material y esgrima.


El concejal de Cultura, Antonio Golpe, abrió la celebración durante la mañana, en el palco de la plaza de Armas, recordando “unha batalla histórica, onde o pobo de Ferrol foi quen de rexeitar o ataque das tropas inglesas” pero quiso darle un toque actual, haciendo extensivo el homenaje “a esas forzas armadas que están voltando de Afganistán logo de facer unha ardua labor e de contribuír á paz mundial”.


Los actos de conmemoración de la Batalla de Brión continúan hoy en San Felipe, con una búsqueda del tesoro por la mañana y visita teatralizada por la tarde. En ambos casos se requiere inscripción previa por limitaciones de aforo.


De Nil Moliner a Dulce Pontes

La fiesta de recreación histórica acaparó buena parte de la atención durante el día de ayer, pero no fue la única propuesta de las fiestas de verano de Ferrol, que encaran sus últimos días.


El pop festivo y bailable de Nil Moliner llenó la plaza de Armas (fue uno de los espectáculos para el que se agotaron las entradas a las pocas horas de abrirse el plazo) en la gira de presentación de su disco “Bailando en la batalla”, toda una declaración de intenciones para un trabajo en el que la fiesta y el ritmo se dan la mano con la reivindicación social y la temática amorosa.


Antes, por la tarde, Adrián Conde llenó de magia el parque Raíña Sofía con la función “O mago Braulio”.

La programación da hoy un giro hacia la lusofonía a través de la voz de la cantante Dulce Pontes. La artista portuguesa actuará en Ferrol justo antes de viajar hacia Italia y de emprender una gira europea con fechas cerradas hasta 2022.


Esta figura mundial presenta un espectáculo lleno de homenajes a sus influencias y referentes en el ámbito musical, que pasa por la tradición gallega y portuguesa, española y latinoamericana, así como por composiciones clásicas, ópera o bandas sonoras (publicó un disco con temas de Ennio Morricone). Será uno de los momentos de mayor emoción y calidad en un programa festivo que abre mañana lunes el escenario a las rondallas y que se cerrará el martes con otro de los conciertos que mayor expectación despiertan, el de Andrés Suárez. El cantautor local se ha labrado una trayectoria exitosa con conciertos multitudinarios a ambos lados del océano y se ha convertido en cita imprescindible para hablar de la música española actual. El martes tocará en casa en un recital que levantó también una gran expectación y cuyas entradas “volaron”.


En el apartado para el público infantil y familiar, hoy puede disfrutarse en el Raíña Sofía, a las 19.30 horas, de la propuesta “Tartana”, de Trocos Lucos, un espectáculo circense basado en acrobacias, equilibrios y mucho humor.


Mañana lunes, Paco Nogueiras presentará en concierto su libro disco “Extra” y el cierre infantil del martes lo pone Inventi Teatro, con “A tropa do doutor milagre”.


Para todas las actividades todavía pendientes de las fiestas están las localidades disponibles agotadas, a excepción del festival de rondallas, para el que ayer aún se podían hacer reservas.

Ferrol revive la batalla de 1800