Aragonés sostiene que defenderá el referéndum y la amnistía en la mesa de diálogo

|

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonés, sostiene que un referéndum sobre la independencia de Cataluña y la amnistía son las propuestas que el Govern llevará a la mesa de diálogo con el Estado que está prevista para la semana del 13 de septiembre.


Aragonés, que atendió ayer a los medios den comunicación tras una visita al hospital Moises Broggi de Sant Joan Despí, insistió en que el diálogo con el Gobierno de España es “el más complejo que se inició en los últimos años”, aunque “Cataluña va a ir con la máxima ambición”.


Con todas las fuerzas

“Vamos a defender los grandes consensos con todas las fuerzas”, explicó, ya que para el Govern la solución democrática del conflicto pasa por el referéndum de autodeterminación y la amnistía.


“Suelo estar de acuerdo en casi todo con Junqueras”, añadió Aragonés, en referencia al líder de ERC, Oriol Junqueras, que el domingo defendió la mesa de diálogo para que el independentismo demuestre al mundo que son los “máximos campeones” en la voluntad de negociar.


Asimismo, Aragonés aclaró que no está prevista por el momento la vía unilateral porque desde el Govern están centrados en la mesa de diálogo con el Estado, pese a que también el domingo el vicepresidente catalán, Jordi Puigneró, se mostrase partidario de mantener viva la vía unilateral para tener más fuerza en esta “negociación”, ya que si el independentismo renuncia a ella –y el Estado “lo ve”–, estarían “vendidos”.


La primera reunión

La primera reunión de esta mesa será el 13 de septiembre y el president ha recalcado que “no será la única” y que van con la vista puesta a lograr una solución al conflicto, aunque sin renunciar al referéndum: “Lo vamos a defender siempre”.


“Estoy convencido de que todos los independentistas vamos a defenderlo siempre ante quien sea”, añadió.


La primera reunión de la mesa será la semana del 13 de septiembre y Aragonés recalca que el Govern irá “con la misma ambición” a defender sus propuestas de resolución democrática del conflicto, que pasan por el referéndum de independencia y la amnistía “para acabar con la represión”.


Es el momento

Por su parte, la exppresidenta del Parlament Carme Forcadell rechazó activar por ahora la vía unilateral para lograr la independencia de Cataluña porque, dijo, este “es el momento del diálogo”.


“Del tema de la unilateralidad hablemos más adelante, a ver qué pasa ahora con la mesa de diálogo. Ahora estamos en el momento de la mesa de diálogo y creo que el independentismo no puede renunciar a la bandera del diálogo”, opinó en una entrevista en Catalunya Rádio.


Para la que fuera presidenta del Parlamento catalán en otoño de 2017, cuando se produjo el referéndum ilegal del 1 de octubre y la declaración unilateral de independencia, las circunstancias no cambiaron suficiente desde entonces para garantizar que esta vez la intentona independentista pueda acabar de forma exitosa.


“Desde octubre de 2017 a ahora no cambió nada. La situación sería la misma y pasaría exactamente lo mismo”, ha advertido.


Forcadell ha abogado por esperar “a ver qué pasa” con el diálogo antes de hablar de unilateralidad y ha agregado: “Tengo cierta curiosidad para saber qué pone sobre la mesa el Estado”.


Mientras, el vicepresidente de la ANC, David Fernández, defendió que el objetivo de la entidad es la independencia y “no un diálogo-monólogo que todos saben que es una tomadura de pelo”, en referencia a la mesa de diálogo.

En diversos mensajes en su cuenta de Twitter, destacó que los que vayan a la manifestación de la Diada del 11 de septiembre lo hará “para exigir hacer efectiva la independencia, pero ahora ya con el mandato del 1-O, y nada más que eso”. 

Aragonés sostiene que defenderá el referéndum y la amnistía en la mesa de diálogo