Una respuesta mucho mejor de lo que se esperaba

Un joven, vacunándose | aec
|

Con frecuencia se acusa a los jóvenes de ser los responsables últimos de esta quinta ola de coronavirus de la que estamos comenzando a salir. Se atribuye al poco respeto que algunos tienen por las normas sanitarias y por su facilidad para cambiar la fiesta por la seguridad personal y colectiva. Sin embargo, hay que destacar el compromiso que los más jóvenes están demostrando por frenar la expansión de la enfermedad a través de la vacunación. Al menos en Galicia, el número de adolescentes que están acudiendo a recibir sus dosis cuando son convocados es mucho mayor que en otros grupos de edad, por encima incluso de los de sesenta años en adelante. Mientras en este colectivo, lo normal es que acudieran al ser citados en torno al 70%, en el caso de los más jóvenes, este porcentaje se eleva hasta el 85%. Una cifra que demuestra claramente el compromiso de los adolescentes que, hasta ahora, no tuvieron acceso a la vacuna por la decisión de los responsables políticos pero que, tan pronto como han sido llamados, su respuesta es más que excelente.

Una respuesta mucho mejor de lo que se esperaba