A Maverick le toca pedir disculpas

|

Que Yamaha suspenda a Maverick Viñales y le impida correr hoy el Gran Premio de Austria es un hecho sin precedentes. Especialmente cuando el equipo se queda con un solo piloto en pista. Y será que somos malpensados, pero que este correctivo llegue justo después de que se anuncie que el español cambiará de escudería la próxima temporada tiene cierto tufillo a revancha. Igual que las acusaciones nada sutiles de que Viñales provocó la avería de la moto con su mala conducción. Y él, que o bien no ve la maldad o bien opta por la prudencia, ha pedido perdón. FOTO: Maverick Viñales, serio | efe

A Maverick le toca pedir disculpas