Ares aprovecha lo bueno de remar en casa

Los de Pe ndo cuajaron un buen fin de semana en el que siguieron cimentando su permanencia | remeirando
|

Dos de las primeras cuatro competiciones que durante este mes de agosto se disputan en aguas gallegas dejaron a la tripulación de Ares un poco más cerca de la ansiada salvación. La “Santa Olalla” entró ayer en liza en la XXI Bandeira de Boiro, en esta ocasión un campo de regatas de sobra conocido por los participantes en la Eusko Label y en la que, sin embargo, los anfitriones no cuajaron su mejor regata, terminando, precisamente, por detrás de la tripulación de Pendo.

Un agridulce resultado para los boirenses que, sin embargo, ayudó a los aresanos a sumar más puntos para seguir poniendo ladrillos en su escalera hacia la salvación. Ares ocupó la octava posición en la clasificación general de la bandera, después de ganar con autoridad su tanda, en la que, sin embargo, fue la tripulación de Tirán la que comenzó tirando. Los de Moaña intentaron una estrategia inversa a la de sus últimas actuaciones, pisando el acelerador desde el principio en lugar de esperar a los últimos largos para remontar. Una estrategia que le funcionó, no ya para hacerse con el triunfo, si no para dejar “clavados” a Lekittarra y Zarautz. Así, fue en el segundo largo cuando los aresanos tomaban el relevo de Tirán al frente de la tabla, con los vascos sumando segundos de desventaja a su casillero. Con aresanos y moañeses en su particular guerra por hacerse con el triunfo de esta primera tanda, los de Lekeitio y Zarutz contaban ya con más de diez segundos de desventaja y en su batalla por evitar el último lugar.

Mientras, Ares se despegaba de Tirán en el tercer largo y aumentaba su renta en un cuarto en el que las cuatro tripulaciones terminaron remando por la segunda calle. Ares firmó un registro con el que, además, adelantaba a un bote de Cabo que, precisamente en casa, tuvo que conformarse con la novena posición, a poco menos de dos segundos de los de la villa. Con este resultado, la “Santa Olalla” suma dos puntos más respecto al play-off y al descenso. Una distancia con la que, sin duda, se rema mucho tranquilo. 

Ares aprovecha lo bueno de remar en casa