Ares busca en “casa” seguir distanciándose

La trainera de la villa quiere seguir poniendo tierra de por medio con los puestos de peligro | Aitor Arrizabalaga/Eusko Label Liga
|

Tras la regata del pasado domingo en Santurtzi, el calendario de la Eusko Label entra en el mes gallego de la competición reina del banco fijo nacional, un jugar en casa que, sin duda, intentará aprovechar tanto la “Santa Olalla” de Ares como el resto de tripulaciones autonómicas, Cabo y Tirán. .

Y es que los de Pendo afrontan este fin de semana dos de las cuatro regatas que durante los próximos días se remarán en nuestras costas, por lo que prácticamente la mitad de las citas que tendrán lugar en las próximas semanas se disputarán en aguas gallegas. Rianxo y Boiro abren un calendario blanquiazul de agosto en el que también estarán las regatas de Ares y de Moaña, ya hacia finales del mes. Como primer paso, los remeros aresanos harán parada esta tarde en Rianxo, en la Bandeira Barbanza Arousa, y si bien competirán en aguas conocidas, no lo será el campo de regatas, diferente al de la Liga Gallega.

Una regata que comenzará con su primera tanda a las 18.13 horas y en la que Ares compartirá salida con el colista Zarautz, Tirán y Lekittarra, puesto que esta última embarcación ya podrá volver al agua tras su confinamiento, que la privó de las citas de la pasada semana. Mañana tanto los de Pendo como sus adversarios volverán a aguas conocidas, puesto que la competición se traslada a Boiro, con la disputa de la trigésimo primera edición de su bandera, a partir de las 12.13 horas. Una competición en la que el pasado año la tripulación aresana fue octava, certificando además su permanencia en la elite, puesto que la regata por aquel entonces fue la última antes del play-off. Unas buenas sensaciones que los aresanos esperan repetir casi un año después, en esta ocasión cerrando la salvación con menos apuros.

Y es que la “Santa Olalla”, a falta de nueve regatas, es novena, con una renta de trece puntos sobre el citado puesto de promoción y 20 respecto al descenso directo que ocupa Zarautz. 

Ares busca en “casa” seguir distanciándose