La pandemia acelera en Ferrol con más de un centenar de casos nuevos

Colas en el autobús instalado en la plaza de la Constitución para realizar el test de antígenos y tener un documento acreditativo negativo | emilio cortizas
|

El coronavirus vuelve a extenderse con rapidez por las comarcas de Ferrol, Eume y Ortegal, con cifras de nuevos diagnósticos similares a la explosión de la ola postnavideña. En los datos publicados ayer por el Sergas se contabilizan 113 positivos más que el día anterior en el cómputo total de activos, curados y fallecidos, que se acerca ya a los 10.000. Aunque se dieron 25 altas, el número de personas que en la actualidad pasa la infección sigue aumentando, alcanzando las 725 (88 más).


Esta oleada, la cuarta en Ferrolterra, no admite sin embargo comparaciones con situaciones previas porque más del 60% de la población está completamente vacunada (la práctica totalidad de los mayores de 40 años). La inmunización reduce la transmisión (aunque no siempre la elimina) y evita la gravedad, lo que repercute en la ocupación de los hospitales. Son los más jóvenes, que no tienen ninguna dosis inyectada, los que están ahora a merced del SARS-CoV-2. La vacunación de los veinteañeros empezará el jueves y los de treinta están con primeras y segundas inoculaciones.


La consecuencia es que la hospitalización se comporta de una forma muy distinta a como lo hacía hasta ahora y es difícil prever qué pasará en las próximas semanas ante el aumento de contagios actual. De momento, en el Arquitecto Marcide se mantienen dos personas en la Unidad de Cuidados Intensivos y hay dos pacientes menos en planta que el día anterior, pasando de 14 a 12. El número de fallecidos tampoco ha variado y se mantiene en 218 desde el 14 de julio.


Municipios en alerta

El número de municipios con una incidencia acumulada en dos semanas mayor a 250 (lo que marca un nivel de riesgo extremo para la transmisión del virus) también aumenta y son ya la mitad, abarcando además los más poblados. Ferrol, Narón, Fene, As Pontes, Pontedeume, Cedeira, Ortigueira, Neda, Cariño y A Capela están por encima de esta cifra, que ha dejado de ser determinante para tomar decisiones pero que tiene importancia para conocer la situación.


Monfero, Moeche y As Somozas se mantienen libres de covid; San Sadurniño está en un nivel de riesgo medio y los demás, en nivel alto.


Test de antígenos

El documento que acredita estar completamente vacunado, haber pasado la enfermedad o, en su defecto, una prueba diagnóstica de covid con resultado negativo empieza a convertirse en un salvoconducto para el tiempo libre. Ya es obligatorio en toda Galicia para el ocio nocturno y, en municipios con medidas restrictivas altas o máximas, para entrar en el interior de la hostelería (no, todavía, en Ferrolterra, donde hasta ahora se ha decidido reducir ocupación de terrazas en Ferrol, Fene y Mugardos).


El Sergas colocó ayer unidades móviles en las siete ciudades gallegas en las que las personas sin vacunar pudieron realizarse gratis test de antígenos y así, si fuera el caso, tener la acreditación de estar libre de covid. En Ferrol se colocó en la plaza de la Constitución, en un horario continuado distinto al previsto. Se formaron colas para someterse a esta prueba rápida de detección de coronavirus. En el área no hay fijado ningún cribado poblacional al que inscribirse, como sí hay en zonas sanitarias en las que la incidencia es mucho más elevada.


Socorrismo

La elevada incidencia en jóvenes ha afectado a actividades como campamentos o socorrismo. Si hace unos días tuvo que supsenderse el salvamento en Pantín por un caso entre el personal, ahora es Cabanas la localidad que padece esta situación.


Tal y como informan desde el Concello, hay un positivo entre los socorristas de A Madalena, por lo que el servicio se para “até poder garantir que todo o persoal do mesmo é negativo”. Piden a los usuarios que extremen las precauciones y que ante cualquier percance llamen al 112.

La pandemia acelera en Ferrol con más de un centenar de casos nuevos