Ana Pontón anima al nacionalismo a luchar "contra el Darth Vader" del centralismo madrileño

Ana Pontón y Oriol Junqueras y representantes de partidos nacionalistas, esta mañana, en Santiago/EFE/Xoán Rey
|

El presidente de Esquerra Republicana y exvicepresidente del Govern catalán, Oriol Junqueras, ha proclamado que la república catalana "no solo es posible, sino inevitable" y ha defendido que "no hay camino más rápido y efectivo que el reconocimiento internacional".


En su intervención en un acto organizado por el BNG con las delegaciones de las más de 30 fuerzas políticas nacionalistas y soberanistas invitadas a Galicia con motivo de la celebración del "Día da Patria", Oriol Junqueras trasladó "un mensaje de optimismo", aún al reconocer que sus aspiraciones se enfrentan a "circunstancias difíciles".


En su opinión, incluso la cárcel, de la cual él salió hace un mes tras ser indultado por el Gobierno, forma parte del "camino a la libertad, la justicia y la igualdad" para defender un principio democrático que resumió en que "cuando un pueblo se expresa reiteradamente en determinado sentido político, la obligación de las instituciones es que la voluntad se concrete".


Aunque en su opinión la república catalana es "inevitable", es preciso que sean "muchos más y mucho más fuertes" los que la defienden, por lo que apostó por dirigirse a sectores "cada vez más amplios" de la sociedad con un discurso "los más amplio posible".


Así, resaltó la importancia de la comunidad internacional, de la que dijo que se acerca al soberanismo catalán con una óptica "antirrepresiva" y también de "defensa de la negociación". "Siempre nos piden que seamos los abanderados, los paladines de los procesos de negociación. No levantarse nunca de las mesas de negociación", exclamó.


Ana Pontón propone reforzar las alianzas nacionalistas

Por su parte, la portavoz nacional del BNG, Ana Pontón, ha propuesto reforzar las alianzas entre las fuerzas nacionalistas y soberanistas "en defensa de la democracia y del derecho a la autodeterminación" y frente a la "involución y la derechización del Estado".


Pontón ha puntualizado que la autodeterminación "no es un fin en sí mismo", sino "un medio para dar una vida mejor". Así, ha situado a las organizaciones de este espectro ideológico como "motor" en la defensa de la democracia y de los derechos sociales y ha apelado a reforzar alianzas, siguiendo la cooperación que hubo desde Galeusca a la Declaración de Llotja de Mar.


"Ante la involución acelerada, tenemos que reaccionar forjando una alianza en defensa de la democracia, de la plurinacionalidad y del derecho a la autodeterminación. Crear alianzas amplias, desde el respeto a las diferentes realidades", apeló.


En su opinión, la clave para avanzar es contar con "más organización" en la que haya "más gente implicada" y así "llegar a sectores más amplios de la sociedad". En este punto coincidió con el presidente de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) y exvicepresidente del Govern catalán, Oriol Junqueras, quien en su intervención previa había destacado que "la organización es imprescindible para construir el futuro".


El Darth Vader del centralismo madrileño

Ana Pontón reivindicó que son las fuerzas nacionalistas y soberanistas las que representan "la lucha contra el Darth Vader del centralismo madrileño, que se pone al lado de los lobbys y en contra de la gente del común". "A los que desde el madicentrismo quieren hacernos una caricatura, incluida la izquierda estatal, decirles que estamos siendo el contrapeso a la deriva involucionista y a la derechización del Estado español", reivindicó.


La dirigente nacionalista aprovechó también para mostrarse esperanzada en que se van a ver "no tan lejos los frutos" de este trabajo, puesto defiende que el que ella lidera es "el BNG más fuerte en los últimos 20 años". Y frente a quienes ven al Bloque en su máximo electoral con el "resultado histórico" de 19 diputados, Pontón los retó porque cree que "el techo del BNG está muy lejos".


Oriol Junqueras también quiso resaltar este potencial y situó "en tiempos cercanos" un Gobierno gallego en manos del BNG, bajo la presidencia de Ana Pontón. "El BNG presidirá la Xunta y pondrá el futuro en manos de los gallegos y será un futuro de libertad", aventuró.


Delegaciones invitadas

Acudirán a la manifestación del 25 de julio de este año delegaciones de más de una treintena de partidos como ERC, CUP, Poble Lliure, Comunistes de Catalunya, Bildu, Sortu, Eusko Alkartasuna o PNV, así como de fuera del Estado español, tales como Partido Occitano, Partido Comunista Português, Bloco de Esquerda, Unión Democrática Bretona, HDP del Kurdistán, Frente Polisario del Sáhara, Frente Popular de Liberación de Palestina, Unión Patriótica de Colombia o Partido Comunista do Brasil, así como representantes del Consulado de la República Bolivariana de Venezuela, entre otros.

Ana Pontón anima al nacionalismo a luchar "contra el Darth Vader" del centralismo madrileño