Los sindicatos claman ante el silencio de las administraciones al problema de las auxiliares

Comparecencia de los representantes de las tres centrales | jorge meis
|

Responsables de las tres centrales sindicales con representación en la industria auxiliar de Endesa, en As Pontes, arroparon ayer a los trabajadores que hoy cumplen una semana acampados delante de la Casa del Concello.

Victor Ledo, secretario general de CCOO afeó que las diferentes administraciones no hayan favorecido ningún tipo de acercamiento hasta la fecha, ni tan siquiera se haya respondido ante la petición de una reunión solicitada ya en mayo. Así, acusó a las administraciones central y autonómica de “falta de sensibilidade cos máis vulnerables, como é a industria auxiliar e por ende toda a comarca”. Lamentó asimismo, que “mentres Xunta, Goberno Central e Concello das Pontes pelexan o convenio de transición segue sen firmarse, e Endesa segue libre de mans á hora de facer efectivo o compromiso para recolocar aos traballadores das auxiliares, e aproveitan para facer traslados forzosos”. También criticó el hecho de que las alegaciones presentadas por Ayuntamiento y Xunta contra el desmantelamiento impiden que este se ejecute lo que lastra el compromiso de recolocar a los operarios.

En la misma línea se manifestó Paulo Carril, secretario xeral de CIG, que calificó de “escándalo”, que ni Endesa ni los gobiernos “teñan aínda alternativas de emprego e reindustrialización para As Pontes”. Carril manifestó que lo que ocurre en la villa pontesa no tiene nada que ver con la transición, sino más bien con la “demolición”, dejando a la zona “sin presente nin futuro”. Lamentó la posición “oligopólica” de Endesa, que “con resultados millonarios grazas ao prezo cada vez máis elevado da electricidade non asuma a súa responsabilidade social, económica, laboral ou medioambiental logo do expolio dos recursos que fixo na zona, pero o máis lamentable é que os gobernos o permitan”, dijo.

Por su parte, desde UGT, lamentaron que en dos años no se haya avanzado nada y criticaron que habiendo realizado Endesa una inversión superior a doscientos millones para reducir emisiones, “de golpe e porrazo paralizara todo, en lugar de facer como noutros países como Alemaña onde están abrindo centrais como a pontesa”.

Al hilo del problema con Endesa, el diputado del PP Diego Calvo, acusó al BNG de hacer “hipocrisía política por aplaudir o peche da central sen agardar a que houbera alternativa para as familias”. Asimismo, afirma que socialistas y nacionalistas “decidiron pechar a térmica e pretenden agora que a sociedade asuma o custo dunha transición inxusta e desordenada”. Además, achaca a los nacionalistas que utilizan “unha errónea percepción do ecoloxismo para botar de Galicia as empresas que non lle gustan”.

Los sindicatos claman ante el silencio de las administraciones al problema de las auxiliares