Ximo Puig pierde la competición con Ayuso

|

Una vez superado el pánico inicial, cuando parecía que los responsables autonómicos le empezaban a coger el tranquillo a la gestión de la pandemia llegó el momento de la competición. Hasta el punto de que parecía que a algunos les resultaba más satisfactorio tener mejores datos de casos y fallecidos que sus homólogos que el propio hecho de que sus ciudadanos no estuviesen enfermos. Y el siguiente paso en este torneo de egos y réditos políticos fue el ataque al que estaba en peor situación. El presidente valenciano se cansó de responsabilizar a Madrid de la pérdida de turistas británicos en los destinos de costa de Levante, pero al final, los datos le han dejado en evidencia: en la tercera ola la suya fue la comunidad con más letalidad y ahora es la quinta con la incidencia más alta, casi el doble que la madrileña. Y lo peor es la sensación de que perder este pulso les importa más que perder frente al virus. FOTO: Ximo Puig, haciendo declaraciones | efe

Ximo Puig pierde la competición con Ayuso