Redondo fin de semana para Ares

La trainera aresana saldó su participación en la prueba coruñesa de una manera exitosa | cra
|

Si el nivel al que el Club de Remo Ares había rayado el sábado en el estreno de la Eusko Label Liga ya había sido bueno, el que desplegó ayer en la segunda jornada de la Bandeira Cidade da Coruña fue incluso mejor. La sexta posición que consiguió en esta regata la “Santa Olalla” –fue segunda en su tanda, con un tiempo mejor que el de tres rivales de la primera y uno del de la última– le permite salir del primer fin de semana de competición con doce puntos, seis de ventaja sobre el puesto de descenso directo y cinco en relación al que obliga a remar el playoff.

Competir en una tanda, la segunda, que habitualmente no es la suya no hizo que la “Santa Olalla” se encontrase fuera de lugar. Al contrario, la trainera del Club de Remo Ares, igual que había hecho el sábado, tomó la estela de la embarcación de Orio para asentarse en la segunda posición de la manga. Por detrás, Ondarroa y Cabo da Cruz se quedaban en la tercera y cuarta posición de esta tanda con una diferencia que incluso iba aumentando con el paso de la regata.



Mejoría



Incluso, lejos de ir a menos con el paso de la regata, el nivel de la escuadra de Ferrrolterra fue a más. Eso fue lo que hizo que su distancia con los barcos que tenía por detrás fuese aumentando en los dos últimos largos. Y eso, teniendo en cuenta que su tiempo había sido mejor que el de todos los integrantes de la primera serie menos Urdaibai –que se desquitó el mal nivel de la primera jornada para imponerse en la prueba de ayer y recuperarse en la clasificación general– le garantizaba el hecho de, al menos, acabar de séptimo.


Sin embargo, la tanda de honor resultó ser favorable para los intereses de la escuadra de Ares porque en la primera ciaboga la trainera de Hondarribia vio cómo se le rompía el remo que ayuda a realizar el viraje e, incluso, recibía una penalización de tres segundos. Eso permitió a la escuadra aresana subir otro puesto en la general y redondear un fin de semana que resulta inmejorable, sobre todo porque le permitió conseguir el primer “colchón” sobre las posiciones de peligro.

Redondo fin de semana para Ares