Primer título para Amatriain y Mendes en la cita de Pantín

Adur Amatriain, manteando por sus acompañantes en Pantín después de la victoria conseguida ayer en la prueba de Ferrolterra
|

Adur Amatriain y Carolina Mendes son los nuevos campeones del Abanca Pantín Classic Galicia Pro. El surfista vasco y la portuguesa inscribieron por primera vez su nombre en la nómina de campeones de una prueba valedera para las World Qualyfing Series –la antesala del circuito mundial– y que durante la pasada semana vivió su trigésimo cuarta edición.

Casi diez horas de surf pudieron disfrutar los espectadores que se dieron cita en Pantín para presenciar la última jornada de una competición condicionada por la falta de olas que obligó al aplazamiento tres días. Ayer, sin embargo, los espectadores pudieron disfrutar de cuatro rondas masculinas y tres femeninas en busca de los ganadores de la prueba local.

En la final femenina, la primera en disputarse, la canaria Melania Suárez parecía tener la situación controlada en su primera final de las Qualyfing Series. A pesar de que su rival, la portuguesa Carolina Mendes fue la primera en coger una ola, enseguida respondió con suaves maniobras en las escasas opciones que dieron las olas para auparse al liderato.

De hecho, los treinta minutos de la manga fueron pasando sin que la primera victoria de Suárez en una cita de este nivel pareciese correr peligro. Sin embargo, Mendes decidió acercase a las rocas en los últimos minutos y este movimiento le permitió coger en el último minuto una ola que le dio la victoria al superar la puntuación que tenía su adversaria.



Masculina


De una forma parecida a cómo terminó la final femenina –es decir, con los surfistas pegados a las rocas– comenzó la masculina, en la que el veterano francés Joan Duru y el joven vasco Adur Amatriain empezaron con dos maniobras tímidas que apenas les permitieron estrenar su casillero de puntos. Pero enseguida el junior protagonizó una maniobra que lo situó sólidamente en un primer puesto, confirmado con un movimiento posterior, y la final pareció ponerse de su parte.

Apenas hubo acción en el tramo central de manga –solo cada vez que Amatriain aprovechaba la más mínima ocasión que se le presentaba para aumentar su casillero de puntos–, así que la final pareció decantarse a punto de entrar en los diez últimos minutos hasta que Duru protagonizó una ola valorada con 9,33 puntos –la mejor de todo el campeonato– que le hizo recuperar sus opciones. Sin embargo, no hubo más que contar, así que la victoria se fue para Amatriain.


Fue el punto final a un certamen condicionado este año por la falta de olas, pero que en su nueva ubicación en el calendario demostró que sigue siendo un gran referente.

Primer título para Amatriain y Mendes en la cita de Pantín