Hallan el cuerpo de la niña de 10 años desaparecida en el pantano de San Juan

Vista del pantano de San Juan | Rodrigo Jiménez
|

Agencias - Pandora v3.92+1.0.0 IG

Tras seis días de búsqueda sin descanso, la Guardia Civil ha hallado el cuerpo de la niña de 10 años que desapareció el pasado martes en el madrileño pantano de San Juan tras caerse al agua, sin chaleco salvavidas, cuando estaba en una plataforma de madera instalada en la parte trasera de una lancha.


La búsqueda tenía en vilo a los responsables del operativo de búsqueda, compuesto por unas 70 personas, que veían como la gran profundidad y la difícil visibilidad dificultaban las tareas.


Pero todo terminó este domingo cuando los buzos de la Guardia Civil hallaron el cadáver a 26 metros de profundidad en torno a las 11.40 horas, en una zona a 180 metros del primer punto que habían marcado para la búsqueda, lo que explica la demora en el hallazgo.


Según ha explicado a los periodistas el capitán de la Guardia Civil y coordinador de la operación, Pedro Trigueros, "estaban buscando en una zona cercana, pero equivocada".


El hallazgo del cuerpo confirma el peor de los pronósticos tras una búsqueda "dura y compleja" tanto dentro del agua con un sónar como fuera en la superficie, como ha señalado el jefe de Bomberos de la Comunidad de Madrid, Agustín de la Herrán que espera que ahora comienza a "aliviarse el dolor" de la familia, que tuvo que ser atendida por un grupo de psicólogos tras recibir la noticia.


Igualmente, el jefe de bomberos ha reconocido que el equipo de búsqueda está "aliviado, pero también muy triste". "Todo el dispositivo iba a permanecer hasta que la encontráramos. No había lugar a ningún tipo de descanso. Han sido seis días con seis noches muy largos pero, por fin, la hemos encontrado", ha asegurado.

Mercedes Zarzalejos, alcaldesa de San Martín de Valdeiglesias, municipio en el que se halla el pantano, ha puesto en valor el trabajo de los equipos que han participado en la búsqueda y ha reconocido la "desgracia" de la noticia pero "era lo que cabía de esperar y, cuanto antes, mejor".


La menor desapareció el pasado martes. Aquel día la niña de 10 años estaba junto con otros niños en una plataforma de madera instalada en la parte trasera de una lancha cuando, en un momento dado, sus familiares perdieron su rastro y, tras dar varias vueltas al lugar, llamaron a los servicios de emergencias.


Desde entonces, en su búsqueda han participado unas 70 personas que han formado parte de un dispositivo compuesto por efectivos de la Guardia Civil, Cruz Roja, Protección Civil, Policía Local y Cuerpo de Bomberos.

Con la muerte de la menor, el pantano de San Juan se ha cobrado la vida por ahogamiento de al menos 6 personas desde 2007, el penúltimo en el verano de 2018 cuando un hombre de 48 años murió ahogado después de que sus familiares le perdieran de vista.


En la última década nueve menores han fallecidos ahogados en distintos pantanos de España, lugares que según la Real Federación Española de Salvamento y Socorrismo "dan sensación de falsa seguridad", porque "las condiciones cambian de repente y pasas de hacer pie a una profundidad de diez metros, con visibilidad nula".


El pantano de San Juan es un popular destino de los bañistas madrileños en los meses de verano y, de hecho, la playa de Virgen de la Nueva, es el único punto de la Comunidad de Madrid donde se permite el baño en esta época estival para cumplir con las medidas sanitarias de la pandemia y evitar posibles aglomeraciones


Hallan el cuerpo de la niña de 10 años desaparecida en el pantano de San Juan