Recibo de la luz

|

Mucho se está hablando del recibo de la luz y las redes sociales echan humo sobre las medidas a tomar por el consumidor, haciendo boicot a la eléctricas, no sé el resultado que dará el llamamiento, quizás sea un punto de inflexión para que estas tengan en cuenta al consumidor y le traten y respeten como se merece. Uno de los puntos, es bajar el interruptor entre 10 y 15 minutos diarios, en apagón general al unísono en toda España, a la misma hora de forma diaria y sin límite de caducidad, esta medida puede afectar la cotización de las eléctricas y sus abultados resultados anuales. Lo que les daría que, pensar y recapacitar a la hora de instaurar tarifas arbitrarias. Si el ejecutivo no toma las medidas respectivas para ajustar la propia tarifa eléctrica en beneficio del consumidor.


El consumidor está pagando las gabelas prometidas por el gobierno los “beneficios caídos del cielo” aparte están las moratorias del carbón, nucleares, gas, gasoil y otras, las cuales suman un pico en la factura mensual, si a esto se añade un IVA del 21%, para un servicio de primera necesidad, es una abuso en su conjunto de instituciones contra el consumidor, cuando esos beneficios y las moratorias tendrían que ser abonadas mediante cargo a presupuestos generales del Estado y no soportarlos el consumidor. El IVA, hay productos que no son tan esenciales como la luz que tienen el gravamen del 4% y esta soporta uno, general, dentro de la escala, él más caro.


No es posible que la energía en España, sea la más cara de Europa o de precio más elevado. Hay fórmulas para abaratar la energía y son sencillas, no es posible que entren todas en la red y siempre sea la última que marque el precio la más cara, ¿Porqué la renovable y la solar, entran en última instancia, en lugar de la hidroeléctrica ó nuclear? Sencillamente, porque estas son las más baratas y las otras dos las caras y en lugar de hallar un baremo medio de las energías entrantes para establecer una tarifa, se toma por referencia la última en entrar y que, casualidad, siempre entran las mismas en último lugar. Así no hay manera de parar esta carrera contra, reloj del abuso de tarifas.


El consumidor debería solo pagar el consumo que realiza en su domicilio o lugar de trabajo, si esto fuese así y en el supuesto de un consumo de 200kv mensuales, abonaría una media de 36,68 euros, frente a los 85,35 que abona hasta ahora, de aquí en adelante se verá cuando llegue el recibo, que a buen seguro habrá alguna sorpresa para el consumidor, entre consumo y subida de tarifa. No es ético que el consumidor tenga que pagar de su bolsillo, la fiesta en la que no ha participado, la apuesta de las renovables y solares, ha sido cuestión de Estado y por tanto deberá ser el mismo quién soporte el peso de su medida y que esta no recaiga sobre los consumidores en general. Se lleva años pagando la moratoria de las nucleares y carbón. Es el cuento de no acabar nunca, al seguir pagando, ¿hasta cuando tocará abonar estas gabelas? Me temo que esto no se va acabar nunca, mientras no se haga una nueva tarifa de la electricidad al consumo, clara, sencilla, transparente y equitativa entre las partes. No es posible que siempre haya un perdedor y sea el sufrido consumidor.

Recibo de la luz