lll

Recibe cada mañana las últimas noticias. REGISTRARME

Recibe las noticias desde Telegram. ÚNETE

Cáritas atendió en la diócesis a más de 5.000 personas en exclusión social el año pasado

José Mª Pérez y Marta Pazo en la presentación de la memoria de Cáritas | J. Meis

En un año como el pasado, en plena pandemia del covid, la labor de Cáritas diocesana fue fundamental para muchas familias necesitadas. Prueba de ello fue la respuesta que la entidad aportó a 5.096 personas del área de Mondoñedo-Ferrol, que se hallaban en situación de exclusión. Para llevar a cabo esta labor contaron de 406 personas voluntarias, 36 Cáritas parroquiales y 14 trabajadores propios.

Así lo explicaron ayer Marta Pazo, coordinadora general y José Mª Pérez, vocal de comunicación y sensibilización de Cáritas en la presentación de la memoria anual, donde informaron también de la inversión de más de 506.000 euros en ayudas directas, dedicados especialmente a necesidades básicas, formación para el empleo y gastos relativos a vivienda. La inversión total fue de 896.296,37 euros y cabe destacar que las donaciones a Cáritas aumentaron un 90% en 2020.

En la red de acogida y acompañamiento se atendió a 4.623 personas (1.756 familias), un 54% de mujeres y un 68% de nacionalidad española. 



Las donaciones se incrementaron un 90% en 2020, lo que permitió invertir cerca de 900.000 euros 



Uno de los servicios de Cáritas son los programas especializados en los que se prestó atención a 311 personas sin hogar, 115 en proceso de inserción laboral, 95 en acciones formativas y 19 en la consecución de empleo. También el servicio de asesoramiento jurídico ayudó a 174 personas migrantes, de países como Colombia, Venezuela, Perú y Cuba.

El centro de día “Gabriel Vázquez Seijas” ofreció el año pasado servicios de almuerzo y meriendas para 255 personas, servicios de ducha y lavandería a 63 personas, punto net para 28 personas y formación en
10 talleres socioeducativos.

Entre la labor del 2020 también destacan los cuatro pisos de tránsito a la vida autónoma en Narón, por los que pasaron 15 personas, y los cinco de emergencia en Ferrol para familias con menores en situación de exclusión severa, con 22 personas alojadas, entre los que se contabilizaron un total de 11 niños. 

Cáritas atendió en la diócesis a más de 5.000 personas en exclusión social el año pasado

Te puede interesar